Yoenlamani

Llegué, me bajé del coche, me concentré, un amigo me hizo la foto, tres macarras disfrazados de policías me acosaron y amenazaron a mi amigo, les llamé maleducados, se quedaron con ganas de darme una hostia. Eran las 18:00 horas, y por allí, la única aglomeración que había era la de las cámaras de las teles, y como unas 10 lecheras con macarrillas disfrazados de policías pululando alrededor en busca de  ciudadanos libres a los que acosar -“¡Hemos tenido mucha paciencia contigo!“, berreó una de esas ratas-, pero ni me identificaron, ni ví a otros manifestantes, como dice Europa Press. Y por cierto, no soy simpatizante de Bildu.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →