Miren: si esta democracia canovista y decimonónica fuese una democracia avanzada real y participativa, como deberían ser las del siglo XXI, y la ciudadanía tuviese oportunidad de participar en la elaboración de candidaturas, yo plantearía que don Ignacio Escolar encabezase una candidatura ciudadana para algo. Pero como no es así, me tengo que limitar a citar de vez en cuando sus artículos y a tenerle mucha envidia malsana. Hoy está sembrado con sus Siete argumentos sobre Bildu, del que destaco el primero, y les ruego encarecidamente que se pasen po rsu blog a leer el resto. Quizás, por buscarle un pero, el último sea un poco forzado.

1.- Es un éxito de la democracia que dos etarras que han pasado 25 años en la cárcel pidan el voto para un partido que exige a ETA que abandone las armas y que rechaza la violencia terrorista.

Lo dicho, todos y todas a donde don Nacho.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →