NOTA importante: bájense el video (pueden usar esta web) y súbanlo a su cuenta de woutube y Vimeo. Están haciéndolo desaparecer de las diferentes cuentas a las que se sube. Así, podremos ir relevándonos unos a otros en su difusión). Que todo el mundo se quede con sus caras.

Vean ustedes el video (que ya está disponible de nuevo, tras la censura, de otra cuenta de Youtube). Yo no me lo podía creer. Esta mañana, en Barcelona, un grupo de manifestantes violentos ha sido aislado por la gente, y poco a poco, han ido acorralándolos en un soportal. La actitud de los violentos, y su talla física, su mirada desafiante a quienes les increpaban eran cosas que hacían sospechar a muchos que en realidad eran policías. La gente más inocente, no se lo creía. Mientras, los violentos se van reagrupando entre ellos, empiezan a taparse la cara con los pasamontañas -a pesar del sofocante calor-… y finalmente, queda claro quiénes eran realmente los violentos: agentes de paisano de los Mossos d´Escuadra, a los que vino a rescatar una dotación de violentos uniformados y armados hasta los dientes. ¿Era esto a lo que se refería el capo di tutti capi Artur Mas esta mañana, cuando amenazaba a los indignados con usar la violencia contra ellos? ¿O se trataba más bien de que estos agentes de paisano estaban tratando de provocar incidentes violentos de los que acusar a los manifestantes, para justificar el empleo de la fuerza contra ellos? ¿Este uso de la fuerza le parece legítimo al impresentable de José Bono, que esta mañana abogaba por disolver a los manifestantes a porrazos? ¿Qué tiene que decir sobre este video Esperanza Aguirre que esta mañana, mientras los policías violentos eran desenmascarados por los manifestantes, daba un espectáculo de hipocresía, riñendo a Tomás Gómez por pedir que la Asamblea de Madrid hable con los indignados, que según ella, y haciendo referencia a los incidentes de Barcelona, así como una encendida defensa del Gobierno catalán, son violentos?

La gente no es violenta. Es violenta la policía. A ver si con un poco de suerte tuvieran un día un accidente laboral.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →