Voy a hacer una predicción (fácil). El día después de que el PP gane las elecciones, Rajoy saldrá en televisión y con cara muy compungida dirá: “hemos encontrado el país mucho peor de lo que imaginábamos, vamos a tener que hacer muchos más sacrificios de los que pensábamos. El PSOE no nos ha dejado alternativa”. Y entonces podemos prepararnos. Esto es lo que acaban de hacer en Castilla-La Mancha: han anunciado quiebra antes siquiera de haberse acercado a un solo papel que acredite esa deuda. Podría parecer que se han precipitado pero creo que están tan seguros de su victoria que no se preocupan ni de disimular. Están seguros de su victoria y seguros también de que ya  estamos dispuestos al sacrificio.

Y es posible que tengan razón, la gente les va a votar con la sensación de que nada de lo que venga puede ser peor. Con unos niveles de paro insoportables, con la falta de vivienda estrangulando la vida, con una espantosa falta de expectativas para el futuro, entonces que venga lo que sea que no será peor que esto. Mejor un trabajo de 600 euros que nada, mejor doce horas de trabajo que nada. Nos han puesto a los trabajadores, a la gente normal, allí donde los empresarios siempre quieren tenernos, en la situación de tener que aceptar cualquier cosa, en el puesto de trabajo callados y dispuestos.

Lean completo este magnífico artículo de doña Beatriz Gimeno en Confluencias. los comentarios allí.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →