Miren qué bien escribe mi amigo Curro:

Creo que la izquierda vive un momento de efervescencia y transición, y, conociendo tu forma de entender la política, la participación y la representación, conociendo cómo sudas la camiseta y cómo pateas la piel de la realidad, sé que Equo cuentadesde hoy con alguien que pronto se va a convertir en imprescindible. Pero sé sobre todo que eso no será para el bien exclusivo de ese proyecto, y que tu pelea tiene más que ver con la refundación de un imaginario progresista frente a la ofensiva de la derecha, que con el pedigrí de unas siglas.

 

Lamento tu decisión en la medida en que lamento sentirme cada día más solo dentro de la que siento aún como mi casa, Izquierda Unida, pero también sé que precisamente este momento de efervescencia y transición -cuyo resultado no está escrito- nos reclama en muchos y variopintos frentes, y estoy seguro de que nuestros caminos, que son el mismo, van a cruzarse y confluir.

Lean completa aquí, la carta que le ha escrito a Inés Sabanés.

Venga... meta ruido por ahí