Sergio García: “Quiero ser diputado”

Posted · 35 Comments

Esta semana, EQUO celebra la segunda fase de sus elecciones primarias abiertas. Si la semana pasada elegimos a nuestro cabeza de lista estatal, esta semana elegimos a los y las integrantes de las candidaturas de las diferentes circunscripciones. Todas y cada una de las candidaturas que presente EQUO a las elecciones generales del 20N estarán configuradas mediante elecciones primarias abiertas, en las que podrán participar como electores todos los militantes y todos los simpatizantes que se registraron antes del 11 de septiembre, y como elegibles aquellas personas que, siendo o no militantes de EQUO, firmen nuestro Manifiesto Fundacional, no estén imputados ni condenados en delitos de corrupción y no formen parte de ninguna formación política que no haya firmado el manifiesto Suma y sigue.

Yo voto en madrid, y tendré que ordenar una lista de 34 personas. Será complicado, porque se trata de una formación política nueva y -a diferencia de lo que parecen creer algunos-  por lo tanto, no nos conocemos. En cualquier caso, yo ya sé cuáles van a ser dos de mis votos: Inés Sabanés, que anunció ayer que se presentaría a las primarias, y Sergio García, que lo anuncia hoy mismo en su blog, después de hacer lo que yo no he querido hacer aún para poderme presentar a las primarias, es decir, acabar con mi bigamia política.  Parece que doña Boti, doña Reyes y don Romenauer también se presentan… pues va a estar reñida la cosa.

Aunque nadie me vote en estas primarias yo voy a salir en esas listas, no porque vaya a hacer trampas; es posible que mi nombre no aparezca finalmente en la papeleta de EQUO, pero aparecerán el nombre de 34 compañeros y compañeras que visualizarán las nuevas formas de hacer política, sin miedo a la democracia interna para poder llevarla a cabo en las instituciones cuando lleguemos a ellas.

En fin, que mientras en algunos foros se discute aviesamente si EQUO es o no de izquierdas, y se sacan de contexto cosas que dicen o que decimos algunos de sus miembros, lo que hace EQUO es una de las cosas que debería estar haciendo la izquierda: dar voz a la ciudadanía para configurar sus candidaturas, en lugar de a cuatro camarillas y doscientos burócratas.

 

35 Responses to "Sergio García: “Quiero ser diputado”"
  1. mitxel dice:

    yo en lo de la participación y tó eso, me quito la txapela y digo txapelau.
    Sobre la izqueirda, y leuendo a don juantxo uralde, pues qué quiere que le diga, sino lo que el dice, que no es ni de izquierdas ni de derechas, vamos, como los angelitos.
    E incluso que no es político, como un vulgar madrazo o gil y gil.
    Y yo así pues no me fío, porque a mí las cosas claras y el chocolate bien liado; al pan pan y al vino como locos.
    Si lo que busca su líder supremo es atraer a un electorado apolitizado y marujo pues acabarán siendo ustedes unos marujos del recopón, de sálvame los domingos y fiestas de guardar.
    ¿Que ud es muy de izquierdas y muy rojo? no se lo niego, nada más lejos de mi intención repartir carnets. Pero no me venga diciendo que Equo es izquierda (tal y como yo mantenía hasta hace nada) cuando su propio líder se declara por encima del bien y del mal.
    Una lástima que no milite yo en eQUO, pues una vez leídas las declaraciones del líder supremo tendría muy claro el slogan: VOTANOS, NOS VAMOS A FORRAR.
    Y, si no, le echan, cojones.

    • Don Ricardo dice:

      Mire, se está dejando usted llevar. Una frase no condiciona nada, sea la que sea, sobre todo, cuando ocurren dos cosas:

      1.- Que hay muchas más frases y textos del la organización y de muchos de sus militantes que dicen lo contrario de lo que algunos interesadamente van diciendo por ahí.

      2.- Que, al margen de lo que diga quien lo diga, hemos hecho, y estamos haciendo lo que, hasta la fecha, no ha sabido, querido ni podido hacer la izquierda fetén, quizás, salvo en Valladolid.

      Insisto, don mitxel, no se deje llevar.

      • mitxel dice:

        no me dejo llevar, y sé a lo que se refiere. Pero incluso esas personas cuando tienen razón, pues la tienen. Y lo de Juantxo no ha sido flor de un día, sino que hay más entrevistas, declaraciones en la SER, etc. Es más, su mensaje central está siendo tomar distancias tanto de la izqueirda como de la derecha. Y considero que eso no puede ser.
        Que luego ud me dice que hay personas de izquierdas, usted mismo, o doña reyes o doña inés -que el valor no se les supone, sino que lo tienen bien acreditado- pues de acuerdo. Pero por de pronto se plantean uds una batalla: ¿somos de izquierdas, de derechas o mediopensionistas?
        y yo creo que ese debate me deja fuera de Equo, porque sé lo qiue soy sin necesidad que me lo aclare una asamblea.
        entendería que don juantxo dijera que los únicos ejes en el mundo no son los de izquierda-derecha, que, por ejemplo, la honradez personal o el choriceo pueden ser patrimonio de todos; o que el factor ecologista en pollítica es determinante porque quizás los ricos explitadores seamos todos los occidentales que consumimos per cápita lo nuestro y lo de tres seres humanos que viven al sur… todo ese discurso lo entiendo y lo considero imprescindible.
        Pero expresado así, no tomando distancias sobre la izquierda o , peor todavía, siendo equidistante entre el explotador y el explotado.
        A mí sinceramente me gustaría que don juantxo, ahjra que es el candidato de todo Equo, tomase en consideración estas cosas. Porque a mí me gustaría que el 20-N se cuenten muchos votos de izquierdas, entre ellos los de Equo.
        (y no me lleve la contraroa cojones, que le doy la mano y se coge el brazo)

        • Don Ricardo dice:

          Don Mitxel, pero es que juzga usted la parte por el todo. Lea los textos, lea los debates en la equomunidad, mire lo que hacemos. ¿De verdad le parece que no somos ni de izquierdas ni de derechas?

  2. DIEGO dice:

    Pues pasa que de un tiempo a esta parte descubrí que mucha gente utilizaba el arma arrojadiza de izquierdas y derechas para ubicarse. Después descubrí que cada uno se pone el apellido que quiere sin tener nada que ver con patronímicos ni gentilicios y que el que se autodenominaba de izquierdas era más de derechas, por sus actos y decretos, que el grifo del agua fría; ello me llevó a la conclusión que en esta “monarquía bananera” no hay ni derechas ni izquierdas sino “los de arriba y los de abajo” y parece que los de abajo tenemos pocas posibilidades de nada. De modo que me estoy pensando cuales son los partidos “de abajo” para votarlos.
    De todos modos, Don Ricardo, yo le animo a ubicarse en donde usted se encuentre a su gusto.

  3. Red dice:

    A mí lo de las primarias abiertas me parece cojonudo, pero no es de izquierdas, aunque estoy de acuerdo con usted en que es lo que debería estar haciendo la izquierda. ¡Ya me gustaría! Es simplemente de demócratas. Y no es poco ser el único partido que se toma en serio esto de la democracia. Quizá les vote por eso y no me haga muchas pajas mentales sobre si son izquierda o derecha, porque según está la izquierda, que es para echarse a temblar, no me parecería tan grave votar a un partido “ni de izquierdas ni de derechas”, y porque las pajas, como decía no sé quién, cuanto menos mentales mejor.

    Lo que no entiendo es que si EQUO es un partido de izquierdas, vote democráticamente a un cabeza de lista que no quiere ser de izquierdas. Esto no es tomar la parte por el todo… coño, es que le han votado. Si yo soy de izquierdas y quiero que mi partido sea de izquierdas… a ese tío no le voto. Y si la mayoría le vota, será que la mayoría de los que se interesan por EQUO, o no son de izquierdas, o no quieren que su partido lo sea. Entonces, ¿por qué va a ser EQUO un partido de izquierdas?

    • Don Ricardo dice:

      Mire, voy a ser muy clarito. Diga lo que diga, don Juantxo es de izquierdas. De una izquierda desconocida y nueva para mí, de una izquierda que plantea cosas que yo no me habñia planteado seriamente hasta ahora, quizás; de una izquierda que no pone el mismo acento que yo en las mismas cosas que yo, pero es, sin duda, y lo diga o no, de izquierdas.

      Y lo digo por varias cosas: por lo que he leido de él, por lo que ha hecho, por lo que está haciendo, y por lo que he hablado con él, que no es demasiado, pero suficiente para hacerme una idea.

      • mitxel dice:

        joé, ahora resulta que don Juantxo va a ser de la izquierda obligada.
        Don Ricardo, eso lo tiene que decir don Juantxo y, mientras tanto, es ud un pitufo.

  4. Laura dice:

    Uinch! que candidatos más novedosos!!! Que bueno es participar en unas primarias con tod@s las candidatas en igualdad de oportunidades… ¿Esta es la democracia participativa de la que hablan? Madrededios. Y para rematar Sergio García. Sergio García en la anterior organización en la que militó, nunca se le conoció actividad alguna que no buscar activamente y como fin en si mismo, ocupar un cargo. Hay cosas que nunca cambian.

    • Don Ricardo dice:

      ¡Rata cobarde!

      Identificate con tu nombre y apellidos para insultar a nadie. Si no lo haces en un tiempo prudencial borraré tu comentario.

      • Zenon dice:

        Don Ricardo, esta usted a punto de cruzar el Rubicón.

        Si lo hace no se olvide de exclamar aquello de Alea iacta est

        • Don Ricardo dice:

          No: en otras ocasiones he borrado comentarios que faltan al respeto a terceras personas (a mí me la pela, porque soy moralmente superior a esa pedorra, sea quien sea), y que no les dan la opción de defenderse, ni de responderles con la misma moneda porque no se identifican.

      • Laura dice:

        No hay ningún insulto en mi comentario (No así en el tuyo… a no ser que los animalistas considereis que llamar rata a alguién no sea insultante. Si acaso fuera así, coméntamelo, para incluir en mi próximo comentario un par de animales que se me están ocurriendo)
        Sobre tu exigencia de que me identifique, ya lo he hecho, con mi nombre. No se cuanta información crees tú que aportan mis apellidos, pero vamos no voy a entrar en tu juego de la filiación completa. Me parece llamativa tu obsesión con identificar gente…
        Y por termina con equo,, ¿nos podríais explicar la actuación de Carolina Punset, miembro de equo, en Altea, pactando con el PP? ¿Esto es lo de no ser ni de derecha ni de izquierda? ¿participa ella en vuestras “lista abiertas”?

        • Don Ricardo dice:

          Un par de cositas, o seis:

          1.- A lo de rata cobarde, añado mandril perniciosa, parásito deforme y tía boba.

          2.- No sé dónde ves los insusltos. No los hay en absoluto. Sólo se puede insultar a los que existen. Y no es tu caso. Tú eres un nick, un avatar, un simple personaje literario que se ha inventado alguien que cobardemente oculta su identidad para no comprometerse, y para evitarse que un día, quizás alguien le dé un par de merecidas voces por la calle. Es posible que te haya inventado yo mismo para animar el blog.

          3.- No quiero que te identifiques ante mí, porque yo ya sé quién se esconde detrás de tu nick. Sé, por ejemplo, que le gustan las Grecas, Samba da Rua y La Linga Banda Rock (lo cual, además de su comportamiento, habla muy mal de usted). Y no puedo decir mucho más sin violar la ley. Lo que quiero es que te identifiques ante la persona a la que faltas al respeto con tus mentiras insultantes (eso es decir que en IU “nunca se le conoció actividad alguna que no buscar activamente y como fin en si mismo, ocupar un cargo”) para que pueda defenderse. Lo que haces es propio de gentuza y de de gentuza cobarde.

          4.- No soy animalista.

          5.- Carolina Punset es una impresentable, sea o no de EQUO, y en mi opinión no son compatibles las ideas expresadas en el manifiesto fundacional de Equo y en el del 4 de Junio, “Suma y Sigue”, con la firma de acuerdos de gobierno con el PP. Por eso, he solicitado que no se la admita ni a ella ni a su partido en Equo. Es de momento, todo lo que puedo hacer, porque Equo no está constituido como partido.

          6.- ¿Se expulsa de IU a los que forman gobiernos con el PP? Según recuerdo, no, por mucho que lo pedíamos algunos.

  5. Gerard dice:

    De acuerdo, pero con matices.

    En primer lugar, por mucho que estas listas estén abiertas, los candidatos parten de condiciones muy distintas. Inés Sabanés tiene un nombre y es conocida, ¿cuántos lo son del resto de personas que se presentan? Igual que con Juantxo, que se llevó el 80% de los votos. ¿Quién conocía a los demás? Nadie.

    En segundo lugar, yo también creo que EQUO es un partido de izquierdas. Que Juantxo haya dicho que “ni izquierdas ni derechas: adelante” me lo tomo más como una estrategia electoral que como otra cosa. Pero vayamos con pies de plomo. Hablemos en 4 años.

    • Don Ricardo dice:

      Tiene razón, con unas cuantas semanas más de tiempo y una organización un pelín más madura, habríamos organizado unas primarias más justas, aunque hay cosas que no se pueden evitar, como es la fama y el conocimiento de algunas de las personas que componen nuestra organización.

      • polkillas dice:

        ¿No le parece curioso, don Ricardo, que en estos tiempos de política personalista y twitters de los candidatos del PPSOE, se ataque a Equo por tener un líder conocido (entre comillas, la mayoría de mis amigos no sabe de Equo o de Uralde lo que yo les haya podido contar)?
        Entre el 15-M, la #mareaverde y Equo están consiguiendo que recupere algo de ilusión.

  6. Javier Sánchez. dice:

    Igual, sin ir tan lejos y ahorrándote por tanto el dinero del viaje, podrías haberte desplazado al pazo de Meirás y con el dinero que durante cuarenta años robó la familia Franco podrían haberte dado una buenas mariscada, para empezar.

  7. ostap dice:

    No cabe ninguna duda de que Equo sea de izquierdas. Que “izquierdistas auténtikos” van a acusar a Equo de ser derechas porque no admiten competencia ni otra forma de hacer las cosas que no sea la suya tampoco hay ninguna duda. Pero no se dejen llevar y no entren en su juego. Si el tiempo ha demostrado algo es que cada uno acaba en su sitio.

    • Don Ricardo dice:

      Don Ostap, me ha abierto usted más los ojos que cientos de horas de de debate y charla con muchos amigos.

    • Red dice:

      Pues me parece muy mal lo de los “izkierdistas auténtikos”, pero no lo dirá usted por lo que se comenta aquí, pues nadie ha dicho que Equo sea de derechas, sino que se discute si es de izquierdas, o bien, como dijo Uralde “ni de izquierdas ni de derechas”.

      Por cierto, he decidido concederle el “Stalinito de oro”, el máximo galardón del stalinismo… porque eso de considerar que “ser de derechas” es una “acusación” es de las cosas más stalinistas que he leído últimamente. Si fuera usted un demócrata cualquiera, no usaría esa palabra, pues consideraría que cualquiera tiene derecho a ser de izquierdas, de derechas, o de lo que quiera. Pero no es usted un demócrata cualquiera. A los derechistas hay que acusarles. ¡Enhorabuena!

      • Don Ricardo dice:

        Don Red, reclamo mi Stalinito yo también, porque considero que decir de alguien que es de derechas es hacerle una grave acusación. No penal, desde luego, pero sí humana y moral. Ser de derechas es moralmente reprobable.

        • Red dice:

          Pues que sea un Stalinito compartido.

        • Red dice:

          Aunque mejor rectifico, le daré el Stalinito de plata, porque lo de “no penal, desde luego” le quita puntos.

        • Red dice:

          De todas formas, y ya que estamos en confianza porque en este artículo ya no comenta ni lee ni Dios, le voy a decir que, en esto del enfoque moral está usted equivocado, sin que sirva de precedente. No se preocupe, no lo divulgaré.

          Y le confieso también que yo tengo mis propios Stalinitos, todos alineados en una bonita vitrina, porque uno tiene sus momentos stalinistas y sus ratos. Y mis Stalinitos son dorados, porque, en mis momentos stalinistas, no me conformo con la condena moral, sino que pienso que la condena debería ser penal y todo, y de hecho penal para hacer un poco el paripé y seguir un método, no porque haya que sujetarse a derecho, qué cosa más burguesa. En fin, en plan todos al gulag, usté me entiende. Esos momentos no me duran mucho, son como ráfagas, es un poco como el personaje ese que se llama la Masa pero que en el resto del mundo es Hulk (qué manía tenemos en este bendito país de traducirlo todo), sólo que en lugar de verde, en colorado. Y bueno, a diferencia del personaje verde, yo logro controlar mi santa ira antes de arrancar cabezas o causar destrozos en la propiedad privada y/o el mobiliario urbano. Para ello tengo un mantra. Sé demócrata… ommmmm… sé constitucionalista… ommmmm… libertad libertad sin ira libertad ommmmm…

          Bueno, que lo que le decía, que independientemente de que se les mande al gulag o se les deje estar (ommmmm), las personas de derechas no son necesariamente malas o inmorales. Otra cosa es que nos fijemos en ciertas personas de derechas, pero bueno, hay izquierdistas que tampoco es que sean un dechado de virtudes, pa qué engañarnos. Usted hace como los que dicen que los de izquierdas son todos unos totalitarios, o unos envidiosos, o quieren vivir del cuento. Esos ven a la izquierda desde su óptica derechista, y usted ve a la derecha desde su óptica izquierdista. Es decir, una persona de derechas es mala porque defiende los intereses de una clase privilegiada. Y eso es lo que hacen, realmente, con sus ideas, también en mi opinión. Pero no es necesariamente lo que pretenden. De hecho, muchos de derechas no pertenecen a esa clase privilegiada ni van a pertenecer en su puta vida. Sólo que piensan que la sociedad funciona mejor de cierta manera, o que los que tienen más algo han hecho para merecerlo… en fin, ven el mundo de otra manera. Están equivocados, claro. Pero los que somos de izquierdas tenemos la culpa de no saber convencerles.

          De todas formas, si no le he convencido y sigue viendo la cuestión desde una perspectiva moral, espero que saque las consecuencias. Si los de derechas son perversos y son mayoría (y está claro que lo son, por eso la gente vota a quien vota), no es cuestión de crear partidos políticos, hacer propaganda, ganar elecciones… No, la estrategia correcta es la siguiente: predicar en el desierto, hacerse con una tropilla de seguidores entre los pocos justos que haya entre tanto perverso y hacerse crucificar para sacudir las conciencias de la humanida, y que sus sucesores acaben dando garrote a los malvados derechistas. Ese es el camino, y usted está sobrado de carisma para hacerlo, qué duda cabe… sólo me queda la duda de si tiene vocación de mártir.

          • Red dice:

            vaya rollaco, oiga

          • Don Ricardo dice:

            Oiga: soy de una familia de derechas, ya sé que las personas de derechas no son necesariamente malas. Pero ser de derechas es moralmente reprobable. Son dos cosas distintas. No todos los adúlteros son malas personas, pero ser adúltero es moralmente reprobable.

          • Red dice:

            Eso ya son distinciones sutiles, casi en plan escolástico, a las que mi pobre entendimiento no llega. Pero comprendo la superioridad de su postura ética, que le permite ser referente moral sin necesidad de dejarse crucificar, lo cual constituye sin duda una ventaja. Por consiguiente, a partir de ahora va a ser usted mi gurú en cuestiones éticas. Y eso que me viene fatal lo que dice del adulterio, porque tenemos chica nueva en la oficina (que se llama Farala y es divina) y el otro día nos vino con una faldita que hay que ser un santo varón como usted para no decirle “vente tú pacá, cordera, y arrejúntate conmigo, que tengo guarros y tierras” (y más teniendo en cuenta que la cosa está a huevo porque dicen las malas y las buenas lenguas que la pobre chica está desconsolada y necesita un don Red que la consuele), pero nada, como el adulterio es reprobable y yo soy un hombre felizmente arrejuntao, pues no hay na que hacer.

      • ostap dice:

        Muchas gracias por el premio, que recibo orgulloso. Y efectivamente cuando la etiqueta “de derechas” va dirigida a una persona de izquierdas con el fin de desacreditar y desautorizar un proyecto es una acusación como el piano de Glen Gould de grande. En todo caso el problema no debería ser las declaraciones del tipo ese, eso del “ni derechas ni de izquierdas” sino el programa político que va a presentar, ya que tonterías dicen todos, Cayo Lara incluído. Y no he visto en equo el menor elemento que me haga dudar que es de izquierdas.

  8. Arturo dice:

    Hola Don Ricardo, leyendo su artículo sobre su bigamia política me ha asaltado una duda, ¿El 20-N que hará?, porque votar dos veces no se puede y por el mero acto de escoger dejará de ser bígamo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.