Los hechos, en cifras, y teniendo en cuenta aquellas opciones políticas que han obtenido representación parlamentaria o han obtenido más de 50.000 votos, son los siguientes:

1.- La derecha convencional (PP, UPyD, PNV, CiU, CC, PxC y PA) ha ganado las elecciones con la obtención de algo más de la mitad de los votos emitidos. Han obtenido en torno al 56% de los votos y el 61% de los escaños.

2.- La derecha real, es decir, aquellos partidos que no cuestionan los recortes sociales como salida a la crisis y que aceptan los dictados de entidades sin legitimidad democrática suficiente, como gobiernos extranjeros, agencias privadas de calificación o instituciones supranacionales no contrastadas con las urnas (para entendernos, los anteriores más el PSOE) han obtenido cerca del 84% de los votos y el 92 % de los escaños.

3.- La izquierda (IU, Amaiur, ERC, BNG, Compromis y EQUO, GBai y Pacma) ha obtenido el 12% de los votos y el 7% de los escaños. El voto a candidaturas verdes ha tenido por primera vez opción a entrar en el reparto, obteniendo en la candidatura unificada EQUO –y sin contar aquellas candidaturas en que iba en coalición- 215.000 votos, tres veces los obtenidos por las candidaturas verdes en 2008, sin contar los obtenidos en la Comunidad Valenciana por Compromis-EQUO, por ir en coalición.

4.- La abstención ha alcanzado el 28%, dos puntos más que en 2008, y las opciones de contestación al sistema (votos blancos y nulos) han alcanzado el 2,56%, algo menos de un punto más que en 2008. En este punto, quizás habría que contabilizar a la candidatura de Escaños en Blanco, que ha obtenido 97.000 votos y el 0,4% de los sufragios.

5.- En cuanto a los partidos llamados minoritarios, es decir, aquellos que tradicionalmente no obtienen representación parlamentaria, pero que podría pensarse que pudieran haber si beneficiados por el movimiento de contestación global al sistema político, y al sistema electoral en particular, que estalló el 15 de mayo pasado, se han producido cuatro fenómenos:

  • Dichos partidos no han obtenido más del 1.5% de los votos
  • El voto de la extrema derecha se ha concentrado probablemente en el PP: Falange ha pasado de 14.000 votos a 3.000, Democracia Nacional de 13.000 1.800, y Familia y Vida de 9.800 a 1.000. Sólo España 2000, ha aumentado sus votos de 7.000 a 9.000.
  • Los partidos que deberían ser los más beneficiados por el movimiento de llamada a partidos minoritarios están el PACMA, que duplica su voto con creces (pasa de 44.000 a 101.000), En Blanco, con 97.000 votos, PUM+J, que pasa de 23.000 a 27.000, PCPE, que pasa de 20.000 a 26.000, y el Partido Pirata y Anticapitalistas, que han aparecido con 25.000 y 24.000 votos respectivamente. Todos estos grupos no han llegado al 1% del voto emitido.

Hasta aquí, los hechos mondos y lirondos. Mañana, mis interpretaciones.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →