Sobre lo ideológico

Posted · 27 Comments

El ministro de Educación anunció ayer una reforma educativa que, además de abrir el paso a la subvención generalizada del bachillerato -lo cual no es ideológico, aunque lo impartan los curitas intransigentes– acaba con la asignatura de Educación para la ciudadanía, para sustituirla por otra de adoctrinamiento político conservador, con el pretexto absurdo de sacar contenidos ideológicos de la escuela, como si eso fuera posible. En cualquier caso, echo en falta que se expulse, al menos de la escuela pública (que incluye la concertada, aunque los de clase media se crean que mandan a sus hijos a colegios exclusivos) a los que imparten adoctrinamiento ideológico por excelencia: los asalariados de los curas, que enseñan a nuestros hijos que hay gente que  resucita a los tres días de que les maten entre horribles torturas, o que hay palomitas que, sin la desagradable diligencia del fornicio zoofílico, fecundan vírgenes de las que nacen dioses que también son hombres, y además son sus propios padres. Tres en uno.

La verdad existe, no cabe duda, y la escuela pública debe transmitírsela a nuestros jóvenes. Yo, como padre de un alumno que acude todos los días a la escuela pública, quiero que ésta me ayude a evitar la aparición de sentimientos viciosos como a homofobia y el machismo, y quiero que me ayuden a que aprenda que él y la razón son su único Dios, y que no hay otro; y además, no quiero que viva eso como algo negativo, porque no lo es en absoluto: somos dueños de nuestros destinos, dentro de nuestras limitaciones, sin que nadie nos imponga nada irracional desde fuera. Ya saben: aquello de “ni en dioses, reyes ni trubunos…” No nos falta Dios, sino que nos sobra, en la escuela y en la vida, y el daño que ha hecho, y que transmitimos inconscientemente a nuestros hijos, porque nosotros mismos hemos recibido una educación viciada por décadas de mamoneo católico, debe ser borrado desde la propia escuela.

La nueva asignatura que plantea el ministro es tan controvertida -es la palabra que usa el ministro casi como sinónima de ideológico- como la anterior, sólo que ésta está inspirada en contravalores negativos y conservadores. Yo no quiero que enseñen a mi hijo en la escuela que vive en una sociedad democrática y que la Constitución garantiza la libertad y la igualdad porque sé -no lo opino, lo sé- que es mentira, que es una falsedad, y no quiero que se dé cuenta de ello cuando un día un antidisturbios le salte los dientes en la calle por participar en una protesta que no es del agrado del gobierno de turno, o un sacerdote le recrimine por la calle que vaya de la mano con su novio o le impida casarse con él. Yo quiero que a mi hijo le enseñen la verdad: que esta sociedad está en pleno proceso de reacción y vuelta atrás en lo cultural, en lo social y en lo político, y que lo que debe hacer es rebelarse. Y quiero que le den herramientas acordes a su edad y condición, para que esa rebelión se convierta en una actitud permanente en su vida. Naturalmente que eso es controvertido, o ideológico: como todo lo que se enseña y lo que no se enseña en la escuela. ¿O no es acaso una decisión ideológica no enseñar en ciencias naturales a nuestros jóvenes que la Creación es el origen de todas las cosas? Y todo se andará…

Además, creo que los padres no tenemos derecho a inculcar a nuestros hijos contravalores que atenten contra la dignidad de las personas, por muy padres suyos que seamos, y creo que el sistema, a través de la escuela y de otras estructuras, como los servicios sociales, debe intervenir para evitar que esos contravalores hagan presa en los jóvenes. Quiero decir que si los padres católicos deciden atender el llamado que les hacen desde los altares de explicar a sus hijos que la homosexualidad es algún tipo de enfermedad, pecado o vicio, o que las mujeres deben soportar en silencio las palizas de sus maridos, porque eso imprime carácter y así se parecen más a Cenicienta, la escuela pública -la única que debería existir- debe combartirlo activamente, mediante la impartición de asignaturas que les enseñen dignidad y respeto a las personas. Y si la escuela fracasa, pues ya es cosa de los servicios sociales.

Todo estoy es ideológico, naturalmente. Tan ideológico como esto que va a hacer ahora el PP de enseñar a las criaturas que el sistema funciona, que la Constitución articula nuestra felicidad, pero que cuando acaben la enseñanza obligatoria sólo tienen una opción: la ausencia absoluta de futuro. Eso sí, es posible que mientras estén en el cole, venga el estado con vales de comida. Porque esto es Europa, que da lecciones al mundo.

27 Responses to "Sobre lo ideológico"
  1. mitxel dice:

    Yo quiero que a mis hijas en la escuela les den ciencia, ni religión, ni progresía ni facherío, y sobre todo porque la educación de las mismas me corresponde a mí y a la señora dampierre, duquesa de Anjou, y por nada del mundo la dejaríamos en manos de los políticos, de esos que a izquierda y derecha constituyen una casta privilegiada de gentes insolidarias que con una mano acompasa preciosistas discursos mientras con la otra arrampla con todo.
    Algo pasa en la escuela, me refiero a la pública, no a la fábrica privada de tontolculos, cuando es allí, durante el recreo, cuando aprenden palabros tales como maricón y otras lindezas. Es ahí donde hay que incidir, es ahí donde los profes tendrían que estar más presentes que nunca, y no colándoles por el cuello nuevas asignaturas con reminiscencias FEN, asignatura que yo recibí entre el jolgorio que pueden uds imaginar.
    No quiero tampoco que canten la internacional puño cerrado ni lean el libro rojo de Mao, que para eso me basto yo en horario extraescolar.
    Y verán que ni siquiera he tocado el tema de las víctimas desfilando ante los críos para contarles no sé qué historias suyas, pues para truculencias ya aprenderán, a su debido tiempo, la historia de su propia familia.

  2. Zenon dice:

    Le ha salido la cosa un tanto demagógica.

    Yo resumiría todas mis pretensiones sobre la educación de mis hijos en: Deseo educar a mis hijos en los valores que su-mi-nuestra familia libremente escoja; independientemente del gobierno de turno y de la financiación de la misma.

    Si al igual que usted, financio con mis impuestos “la publica”, no es usted nadie para impedirme, o mismamente afearme, el gastar algo más (O mucho mas) e irme a la privada… Con monjitas o profesores nativos de chino-mandarín; para que le enseñen religión macramé o clases de derecho interterrenal por el camarada Lunacharsky.

    A usted le gusta el ruso a otros la teología

    Además apuntarle que, en mi Asturias patria querida

    “La concertada le sale barata al Principado”

    http://www.lne.es/sociedad-cultura/2012/01/24/concertada-le-sale-barata-principado/1188642.html

    ¡¡Ay, NO!!

    Que no se aprobaron los presupuestos de FAC por los votos a favor de FSA-PSOE a la enmienda de totalidad del PP y la abstención de IU-LV.

    Esto si que nos saldrá barato

  3. Don Ricardo dice:

    @Zenon: oiga, no me contradiga. Que saco al vigilante antispam.

  4. Zenon dice:

    Noooo. Eso no… Me rindo y me desarmo… Pero déjeme explayarme que ya sabe lo que me gusta.

    Si, total; la mayoría que leen sus paginas, me masacraran luego a manitas rojas y… Al HIDDEN WORDL que me voy.

    Déjeme mis minutos (Pocos y escasos) de gloria… Deje a la KGB descansar

    Dios se lo tendrá en cuenta.

  5. Sabiopelotas dice:

    O sea, que resulta que al final también usted estaba en contra de la educación para la ciudadanía…siempre que no sean los suyos los encargados de escribir el panfleto, claro.
    Pues lo tiene usted muy fácil: hágase objetor, que es lo que yo hice con mi hija, que al final se ventiló la asignatura con un trabajo de un folio escrito por mí en quince minutos, después de que no pisara la clase en todo el curso y aprovechara para estudiar mientras sus compis perdían el tiempo.
    @sabiopelotas
    http://qulturaparatorpes.com/

  6. mitxel dice:

    ¿15 minutos pa un folio y se llama sabio?
    joé qué mal está españa….

  7. Elías dice:

    Don Ricardo, desde mi punto de vista cristiano y mi poquito sentido común, supongo que al igual que yo respeto a homosexuales (es su opción sexual y ahí no hay nada que opinar los demás), musulmanes (por ejemplo, podía haber puesto judios también, es su creencia), comunistas o fachas (son sus ideologías, que estaré o no de acuerdo -pongo los dos para que no se me revolucionen unos u otros), y pongo a parir al cafre que maltrata a su mujer , me gustaría ver un poquito de respeto por personas que tienen unas creencias como las mías.

    A lo mejor lo que consigue es educar a su hijo en el contravalor de la intolerancia contra todo aquel que cree en un ser superior (y que conste que no digo cristianismo, porque por lo que escribe se puede aplicar a casi cualquier religión y alguna que otra filosofía) o que no piense como usted, lo cual es igual de malo que la educación que usted critica (ah, no, que los que creemos en dioses no merecemos creer en ellos y somos una lacra de la sociedad).

    Eso sí, debe ser divertido ver las reuniones familiares que tenga usted si hay algún católico convencido en su familia, aviseme de la siguiente que me llevo el bol de palomitas a ver la discusión, prometo no meter cizaña.

    Un saludo.

    Elías

  8. Don Ricardo dice:

    @Elías: Don Elías, a veces, escribiendo, son un poco bruto. Eso tengo que reconocerlo. le pido disculpas si e he ofendido. A usted, y a todos los creyentes, incluidos muchos parientes míos, les respeto. A sus creencias, lamento no poder respetarlas.

    Me rebelo ante la idea misma de Dios, que en la mitología judeo cristiana es tan claramente representante del mal, entedido este como el impulso por mantener a la humandidad en la oscuridad y en el desconocimiento. Dios quiere que los hombres no seamos capaces de distinguir el bien del mal por nosotros mismos, de ahí que nos prohiba comer la manzana. Pero aparece Satanás, señor de la luz, y nos anima a comer la manzana, porque entonces seremos como él, y seremos capaces nosotros mismos de saber lo que está bien y lo que está mal. De ahí que la religión sea, habitualmente, un obstáculo para el desarrollo del conocimiento científico.

    Por lo demás, es usted muy libre de creer lo que le parezca, pero por favor: en su ámbito privado. No impongan sus valores a mi hijo en la escuela pública.

  9. Zenon dice:

    @Don Ricardo:

    Dice usted en su respuesta a Elías: No impongan sus valores a mi hijo en la escuela pública.

    Y yo me tomo la libertad de preguntarle ¿Qué valores entonces? ¿Los suyos? ¿Los de quien?… ¿Los de la mayoría?

    Y, ya puestos. ¿Imponer?

    Estará usted de acuerdo que para eso de los “valores” tendremos que llegar a algún tipo de acuerdo y, si usted estima que con sus impuestos no se debe de enseñar, por ejemplo, religión, otros muchos pensamos que con los nuestros si.

    Déjenos entonces que con nuestra parte alícuota intentemos educar a nuestros hijos como mejor creamos. Si queremos fabricar “tontos del culo”, como dice Mitxel es nuestra opción (*)

    Y si somos muchos… Es lo que tiene esto de la democracia…. Si, si… Lo de las moscas

    (*)Don Julian.- El sexo, hoy por hoy no. O XX o XY (No vale lo de las trisomías… Son enfermedades) No mezclemos sexo con conducta sexual… Sexos dos. ¿Conductas?… ¡¡¡Ufff!!!

    Tampoco es antitético comunista y facha… ¡¡Ni mucho menos!!

  10. Don Ricardo dice:

    @Zenon: Pero don Zenón: hay una diferencia entre enseñar ciencia y religión. La ciencia es patrimonio de todos, la Escuela debe enseñarla al alumnado, mientras que la religión sólo es del que la quiera. Por eso, con los impuestos, se debe enseñar ciencia, mientras que la religión es algo particular, y cada persona debe procurársela como le parezca mejor y pueda.

    Por seguir con el ejemplo del artículo: ¿Aceptaría usted que a sus hijos le explicaran en biología o en ciencias naturalles que la teoría de la Evolución es solo una teoría, y que hay otra que dice que los animales y los hombres fuimos creados por Dios, tal y como somos ahora? ¿No, verdad? ¿Y si hubiera alguien que pagase impuestos y quisiera que eso se enseñe en la escuela, que se pusiesen en igualdad de condiciones creacionismo y evolucionismo? No es ninguna exageración, sabe usted que en algunos estados de EEUU, es un tema de plena actualidad, y que ha sido apoyado por presidentes, incluso, como Bush hijo.

    Usted es libre de educar a sus hijos en la religión que quiera: llévelos a la parroquia, a la mezquita o al templo que le parezca, pero no cargue con ello al estado, caramba. No dar religion en la escuela no es lo mismo que propagar el ateismo. Es sencillamente no dar religión. Creo que lo que digo es plenamente razonable.

  11. Zenon dice:

    @Don Ricardo:
    ¿Aceptaría usted que a sus hijos le explicaran en biología o en ciencias naturales que la teoría de la Evolución es solo una teoría, y que hay otra que dice que los animales y los hombres fuimos creados por Dios, tal y como somos ahora?

    Pues si se expone tal y como usted lo dice… Si

    Ahora bien; siempre y cuando se explique en el nivel adecuado y explicando en que se basa una y otra teoría. Una en la evolución Darwinista otra en la interpretación literal de la Biblia… Hay que tener confianza en que las personas no somos bobas (Del todo).

    En cuanto a lo de clase de religión. Sería cuestión de ver cuantos alumnos desean tal asignatura y cual sería la otra opción. Por mi parte, si esa es educación para la ciudadanía, no tengo ninguna duda. Usted lo dice y yo estoy plenamente de acuerdo: No dar religión en la escuela no es lo mismo que propagar el ateismo. Es sencillamente no dar religión.

    Ahora que, si mi deseo es llevar a mis hijos, no a la parroquia, y si a un colegio “religioso” espero que también mis impuestos me sirvan para tal fin.

  12. Don Ricardo dice:

    @Zenon: Usted sabrá lo que acepta para sus hijos: o no permitiría que en biología se les hablase del creacionismo, salvo para dejar claro que no es científico. Lo que le preguntaba, y usted me ha entendido y se ha ido por las ramas es si usted aceptaría que les presentasen ambas teorías en el mismo plano.

    En cuanto a la clase de religión, es que da igual cuantos quieran ser catequizados: tienen en la parroquia el lugar adecuado para ello.

    Y por supuesto que es usted libre de llevar a sus hijos a un colegio de curas, pero se lo paga usted, no yo.

    El error es considerar que la enseñanza se concerta por no sé que libertad de elección. No es así: la libertad de elección está garantizada: si usted quiere mandar a sus hijos a un cole del Opus, o consigue una beca o se la paga, igual que yo tengo garantizado mi derecho a la vivienda: o me consigo una hipoteca, o me la pago. Las plazas educativas se conciertan -así empezo todo esto, que ha acabado en un sistema de latrocinio del erario público en favor de curas y monjas y sus negocios educativos- en ocasiones puntuales, cuando la administración no puede lllegar a todas partes.

  13. Don Ricardo dice:

    @Sabiopelotas: me gusta su blog. Lástima su persistencia en el error.

  14. Inteligenciasuprema dice:

    q ti te dio un cura por el culo verdad? sigue generalizando que te ira cojonudo… el cura me ha violado porque todos los curas violan, el moro me ha tirado una piedra porque todos los moros lapidan. ANORMAL!

  15. Don Ricardo dice:

    @Inteligenciasuprema: ¿Y la ortografía, no se la enseñaron a usted los curas violadores, so enajenado?

  16. qwepom dice:

    ¿lo de inteligenciasuprema es en plan ironico verdad?

  17. Sabiopelotas dice:

    @Don Ricardo:
    Muchas gracias, Don Ricardo, pero no sé de qué error me habla.
    @sabiopelotas
    http://qulturaparatorpes.com/

  18. Don Ricardo dice:

    @Sabiopelotas: Perdón. Es que no puse las mayúsculas. Me refiero al Error.

  19. Zenon dice:

    @Don Ricardo:

    Don Ricardo. Cuando yo le hablo de religión no le estoy hablando de CATECISMO.

    Las TEORIAS sobre un casa concreto están siempre en el mismo plano, (El teórico) solo que unas son más plausibles que otras y yo espero que la educación de mis hijos les permita deducir cual es más probable, y no sean tan “cerriles” como para pensar que Dios creo el mundo en siete días. Lo cual tampoco les impida el ver que, tan “inimaginable” es un Dios creador como un Big-Ban en el que, de la NADA, sale un universo. Que el infinito “repugna” y que, si somos CIENTIFICOS y los principios de termodinámica son nuestra VERDAD, hay que ir con ellos hasta el final.
    Nada se crea ni se destruye, solo se transforma.

    Yo que en esto soy mas de ESPERANZA que de FE; espero que no sea lo mismo haber sido Hitler que Teresa de Calcuta. Espero que no sea lo mismo ser un hijo de puta, como MI AMIGO VALENTÍN, que seguro que no leerá esto que escribo, y del que me siento ORGULLOSO de haber sido su AMIGO (Hace mucho tiempo que nada se de el, ni de su madre, TRABAJADORA del Yubana) que ser un Hijoputa, así con mayúsculas… Todos sabemos a que me refiero.
    Espero que ESTO tenga algún sentido y me gustaría que mis hijos se educasen en estos valores.

    Si para ello tengo que gastarme unos dineros DE MÁS, aparte de mis impuestos… Pues me los gasto si puedo y quiero.

    PD.- Las plazas educativas se conciertan porque el estado no llega y además le sale más barato

  20. Don Ricardo dice:

    @Zenon: Don Zenon, no sé si se ha dado cuenta, pero sobre lo de religión estamos diciendo prácticamente lo mismo. Pro aclarar:

    1.- No quiero catequesis en la escuela pública, ni quiero que el estado la pague de strangis en las subvenciones escolares. Es un asunto privado. El que la quiera que se la pague o que se la provea por sí mismo.

    2.- Evidentementemente, la religión como fenómeno histórico, cultural y social debe ser parte de los planes de estudios, y los escolares deben conocerlo. Pero desde un punto de vista “científico” o “académico” y no impartido por curas o por personas a sueldo de la iglesia, sino por profesores que pueden ser creyentes o no, pero que explican una asignatura y no una fe.

    En cuanto a lo de la evolución y la creación, me entiende usted perfectamente. En algunos lugares de Estados Unidos explican el creacionismo como teoría científica, y les hacen creer a los niños que el mundo lo creó en siete días un simpático pero inflexible ancianito de barbas blancas.

  21. Inteligenciasuprema dice:

    @Don Ricardo: Ortografía en un blog como este? para qué? lo que si me enseñaron fue educación y respeto sobre lo que piensan los demas, lo digo por muchas de tus respuestas, en este post, y en el otro que comenté, el de cagarte en dios. Si yo estoy enajenado tu requieres de atención psiquiátrica inmediata. Y para que veas, al ver que querías un poco mas de atención a la ortografía he escrito un poco mejor, aunque no te merezcas ni eso, ni 2 piernas. Majete!
    No hace falta que respondas, ya que no voy a volver a perder más minutos viendo este blog de excéntrico demagogo subnormal, supongo que contestarás, por puro orgullo y para demostrar a tus lectores que eres un hombre que siempre tiene que tener la última palabra.
    PD: Por cierto, use ese tono contigo, y esas soeces para ponerme a tu nivel, no te creas que estaba furioso al escribirlo, sólo quería ver tu reacción cuando te enfrentas a mensajes de tu nivel, y reaccionaste bien, me llamaste enajenado, porque es lo que tu eres, me base en escribir como tú (del contenido del texto, no de la ortografía). “Y s scrbo asi es porq pnse q pdrias entenderlo, y es mas comdo, q somos muy liberales para unas cosas, y para otras unos gilipollas”

    =D

  22. Inteligenciasuprema dice:

    joder, me he dejado una tilde por ahí, revisa y ponla por favor…

  23. elias dice:

    buenas noches:

    don Ricardo, usted dice ‘A usted, y a todos los creyentes, incluidos muchos parientes míos, les respeto. A sus creencias, lamento no poder respetarlas.’

    creo que parte de un tremendo error. normalmente somos lo que creemos (eso si somos consecuentes con nuestras creencias). quien sabe, a lo mejor por mis creencias yo le respeto a usted. Por tanto si no respeta mis creencias, si soy consecuente con ellas, no me puede respetar.

    Pongamos por ejemplo, si usted intenta seguir en su vida los principios de sus creencias, y yo le respeto a usted, tendré que respetar sus creencias, porque usted es un ejemplo vivo de esas creencias (ozú, esta frase me ha salido muy católica, será la educación pésima que me han dado), si no es así, no le puedo respetar a usted.

    Después, me temo que usted se ha quedado en el Antiguo Testamento (ah, no que ese tema de las torturas y la resurrección lo ha leido también). a lo mejor tendría que volverlo a revisar, porque los principios del cristianismo son algo distintos de los del judaismo. son un pelín distintos creo yo.

    Lo que creo es que se ha quedado en lo que hace la jerarquía eclesiástica y no en lo que dice realmente el Nuevo Testamento. creo que los árboles no le dejan ver el bosque. no sé, no lo he leido nunca, pero yo diría que de lo que escribió Marx a lo que hicieron después en la URSS, China, Cuba, etc sus seguidores hay un gran trecho.

    Un saludo.

    Elías

  24. Zenón dice:

    ¡Jo! Esto ya es como una copia de los comentarios en Publico.

    Solo se oye lo que se quiere oír.

    Así les luce el pelo a muchos contertulios.

    La secta asoma por todos lados.

    ¡¡¡¡MANITAS A MI, QUE SOY UN CHOLLO!!!!

  25. manolito dice:

    Después de leer el artículo empiezo a entender a los que queman iglesias( y no me remonto al 31 o 36 sino a algunos musulmanes de hoy día), encarcelan a los opositores y mandan a campos de reeducación a los desviacionistas del régimen. Camarada Ricardo: lo que es realmente peligroso es que gente como tú que aboga por la absoluta falta de libertad en lo más básico, las ideas y creencias de cada uno, no se dé cuenta del grave problema que tiene. ¿ Has probado con la terapia de grupo? Ah no, que lo que les va a los tuyos es el electrochoque. Venga a medicarse y reflexionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.