Si yo me pierdo en un bosque y pasan los días y no tengo qué comer, cazo. Pero cazo para sobrevivir. Y si me ataca una fiera, disparo para matarla antes de que ella me mate a mí. Pero ¿cazar como diversión? ¿hacer sufrir a un toro en la plaza para que el público disfrute y unos cuantos hagan negocio? Que hagan lo que quieran, pero yo no lo comparto.

Por la boca muere el pez (si no lo pescan antes Franco o el Rey, claro). Esto se lo dijo doña Sofía a Pilar Urbano y está publicado en el libro de la periodista sobre nuestra amada Reina, del que se habla aquí.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →