También quieren dejar de pagar los intereses.

Pedimos una auditoría internacional de la deuda. Le han dicho al pueblo griego, que es quien paga, que tiene una deuda pero nadie sabe cómo se formó o qué se está pagando. Esclarecer qué parte de la deuda es ilegal y ominosa. También debe haber una investigación política: ¿se gastó en lo que se dijo? Sabemos, por ejemplo, que la empresa alemana Siemens logró contratos en Grecia pagando un sobreprecio porque sobornó a los políticos. Todo tiene que ser investigado porque lo han pagado los griegos, el mismo pueblo que ha sido acusado de gandul, corrupto, de pasarse el día bailando a pesar de que las estadísticas muestran que somos los segundos de Europa en horas trabajadas.

¿No le falta autocrítica? ¿Por qué toleraron durante tantos años la corrupción?

No entiendo por qué a los griegos nos castigan por la corrupción de sus políticos o de algunos funcionarios, cuando Europa no castigó al pueblo alemán después de una guerra que mató a millones de personas y destruyó el continente. Europa hizo bien, porque no era la culpa del pueblo alemán sino de sus políticos. A menos que Grecia sea el único país donde hay corrupción…

Lean en La Vanguardia esta entrevista con Sofia Sakorafa, la diputada más votada del Parlamento Griego. De Syriza.

Tagged with →