Por intervenciones como ésta, en la que se pone de manifiesto que Esperanza Aguirre y su gobierno tendrían sobre sus conciencias -si las poseyeran- la muerte de cientos de personas enfermas como consecuencia directa del recorte de 15 millones en tratamientos farmacológicos contra el cáncer, la derecha madrileña, caciquil, hipócrita, putera, defraudadora y ladronzuela, odia a Tania Sánchez, diputada de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid, de cuya amistad me enorgullezo.

Y la odian hasta tal punto, que no dicen esta boca es mía cuando sus perros guardianes, los niñatos ultraderechistas a los que algunos consejeros de Esperanza Aguirre ríen las gracias en Twitter, verdaderos camisas negras, criminales en ciernes y delincuentes en ejercicio, organizan seguimientos contra ella, y publican en internet sus datos personales, incluyendo su dirección, su teléfono, la matrícula de su coche, fotos de su vida personal e incluso la dirección de sus padres, con el llamamiento expreso para que se acuda a su casa a “expresar el odio” que sienten por ella, a la que denominan “zorra roja” y acusan de pertenecer a un “partido político criminal“.

Sorprende que Cristina Cifuentes, delegada del gobierno en Madrid  hipersensibilizada con los insultos en Twitter -que hizo detener a un twittero que la insultó a ella misma- no haya tomado ya cartas en el asunto. Quizás ande liada con la búsqueda de su esposo, reputado moroso y gran cocinero, que para no pagar los 45.000 euros que le debe a un señor, ha desaparecido, está en paradero desconocido para la justicia española. Ayer mismo, mientras la red se espantaba al saber que un terrorista ultraderechista difundía datos de localización de Tania Sánchez, la delegada del Gobierno celebraba e twitter los “golazos” de la estúpida selección española. quizás, con el moroso preparando la cena en la cocina.

También sorprende, por cierto, que Twitter haga la vida imposible a los titulares de la cuenta sobre las movilizaciones en la Unversidad de Sevilla, y en cambio, aún no haya cerrado una cuenta desde la que se está difundiendo la dirección de una diputada y se le pide a la gente que vaya a su casa a manifestar su odio.

#TodosSomosTania el hastag con el que las twitteras y los twitteros decentes se solidarizan con Tania y plantan cara al fascismo, es, a estas horas, primer TT en España.

Venga... meta ruido por ahí