251987 10150985557908201 218928710 N 200x300Esto es un desastre. Salvo por algunos pequeños detalles, es como si no hubiera existido Leningrado. Está enterrada bajo un montón de basura zarista. Hoy he tratado de poner un poco de orden en todo esto, y después de visitar el interesantísimo Museo de Historia Política Rusa, vigilado por jubiladas voluntarias que quieren mantener viva la memoria de esa gran nación que fue la Unión Soviética, con el ánimo encendido me he pasado por la catedral de Pedro y Pablo, donde están enterrados Nicolás II y su familia y les he vilipendiado, para, un rato más tarde, tratar de hacerme con el control del Crucero de Rango I Aurora, y así, tras las correspondientes salvas, restaurar el socialismo. En la foto que acompaña estas líneas me tienen ustedes, la figura tan estilizada como atlética, la actitud tan enérgica como decidida, y el saludo marcial, minutos antes de intentar el asalto al histórico buque. He de decirles que he fracasado en el intento, ya que se ha cruzado en mi camino una vendedora de perritos calientes, lo que me ha provocado una pérdida transitoria de conciencia de clase. Mañana lo intentaré de nuevo, si el enemigo zarista no se ha percatado de mi debilidad. Estén atentos a los telediarios, que mañana se acaba la obra siniestra de Gorbachov.

Tagged with →