Cristina Cifuentes es muchas cosas. Voy a hacer un esfuerzo por escribir esta breve nota sin insultarla, a pesar de que como ciudadano amenazado y represaliado por ella, tenga derecho a hacerlo. Una de las cosas que es es mentirosa, y la otra acosadora. Y voy a explicarlas ambas, para que quede claro que son realidades y no insultos. Que es una mentirosa resulta patente en el vídeo que publica hoy El País en su edición digital, como resumen de la charla que la Delegada del Gobierno ha mantenido con los lectores. En dicho vídeo insiste en que el 25S vamos a intentar ocupar el Congreso de los Diputados, cuando ya se ha aclarado por activa y por pasiva que no, que se trata de una acción pacífica que ni va a intentar asaltar el Congreso, ni va a impedir el normal desarrollo de la sesión parlamentaria. Pero ella insiste, y lo hace porque quiere que la movilización del 25S degenere en violencia, porque lo que busca es lo que buscan todas las dictaduras, especialmente las que se empeñan en simular que son una democracia: criminalizar a la oposición democrática.

Cristina Cifuentes es, además, una acosadora. Eso ya lo habíamos comprobado en otras ocasiones. Hoy, en la misma entrevista charla con los lectores mencionada más arriba, y en respuesta a una pregunta mía  -que me tiene bloqueado en Twitter, pero que al parecer no ha conseguido que me bloqueen en El País- ha vertido graves amenazas contra la oposición democrática y contra las ciudadanas y los ciudadanos que salgamos el día 25 de septiembre a manifestar nuestra opsición radical al sistema emanado de la Constitución del 1978.  Les corto y pego la pregunta y la respuesta con las amenazas:

Don Ricardo: ¿Se va a prohibir la manifestación del 25S?

Cristina Cifuentes: Es una manifestación no comunicada y por tanto no cumple los requisitos legales establecidos por la Constitución. El día 25 la Policía Nacional garantizará la seguridad ciudadana y el orden público. Nuestra legislación determina que no se puedan realizar manifestaciones, aunque sean pacíficas, mientras están reunidas las Cortes para “no violentar la libertad de los legisladores”. Se actuará en consecuencia.

Nosotras, las personas que rechazamos la falsa democracia del 78, también actuaremos en consecuencia.

Consulte aquí la entrevista completa.

Venga... meta ruido por ahí