Iba a ponerme a escribir un sesudo post sobre don Santiago Carrillo, pero  hay dos twits que sintetizan perfectamente lo que pensaba resumir yo en un par de folios, así que aquí se los dejo. Naturalmente, uno de ellos es mío. El otro, el mejor, es de doña @twistedpalo, una de mis twiteras favoritas. Ni que decir tiene que considero a don Santiago como uno de los míos, y que, como en ocasiones anteriores, no hay que lamentar que haya muerto, sino celebrar que haya vivido, que es lo que ha ocurrido.

Tagged with →