Alejo Stivel se planta en Berlín con una canción para Ángela Merkel, y consigue entregarla en “la lavadora”, el edificio que aloja a la Canciller. Atentos al trato que le dan los alemanes, sobre todo al final: “¡españoles…!”

Me ha pasado el video don Mario Jiménez.

Tagged with →