¿Pero Esperanza Aguirre no lee A Sueldo de Moscú?

Posted · 14 Comments

De verdad, yo no sé para qué escribo. Debe ser que al haberse retirado de la primera línea política esta mujer ha dejado de leerme, y claro, luego anda sin tener nada claras las cosas…. ¿Pues no dice doña Esperanza Aguirre, la expresidenta de la Comunidad de Madrid, que es que Escocia fue un reino independiente, y que por eso ahora, pues puede optar de nuevo a la independencia, y que Cataluña, en cambio, como no lo fue, pues no puede? No se entera: que la historia no legitima políticamente. Lo tengo dicho aquí, que lo que legitima es la voluntad de las personas que viven en la actualidad, porque con la historia en la mano se podría legitimar cualquier cosa, desde la reinstauración de la monarquía de los Reyes Católicos -en la que por cierto, Castilla y Aragón eran dos estados independientes, con leyes, fueros y cortes diferentes, que sólo compartían la Corona- hasta el gaseamiento de los judíos. Ande, doña lea libros, aprenda cosas…

14 Responses to "¿Pero Esperanza Aguirre no lee A Sueldo de Moscú?"
  1. Araceli dice:

    Bueno, ayer se descolgó con los 3.000 años de historia de España. Claro que, habría que preguntarle a qué llama ella “Historia” y a qué “España”…
    Esta mujer es el elogio de la ignorancia en persona. Pero sin embargo, aquí estamos. Hablando de su tema favorito.

  2. Unnovox dice:

    Sería un gran pecado cualquier estudio sobre la propiedad pública y privativa del Rey.

  3. Pedro dice:

    La voluntad de las personas no legitiman los procesos o intenciones independentistas que existen, porque eso no es nacionalismo ni soberanismo ni independentismo, eso sería el federalismo desde abajo de Pi i Margall en su versión más pura y eso nadie lo está planteando ahora. Los nacionalistas siempre se basan en una historia, real o ficticia, para justificar sus anhelos independentistas. De hecho el nacionalismo por definición de la a la nación una especie de “fuerza natural” por encima de los ciudadanos, una especie de destino mítico, y por eso sería absolutamente contradictorio que un nacionalista se basase exclusivamente en la voluntad de los habitantes del territorio. Por eso y también porque entonces la nueva nación se podría disgregar por todos lados cuando comunidades de personas dentro de ella se quisiesen independizar de la primera, algo que habría que aceptar si esa fuese la única consideración.

    Esperanza Aguirre suele decir disparates de forma general y en particular cuando habla de historia, pero ya que estaba y ya que conoce bastante bien el mundo anglosajón podía haber hablado de que en Escocia hubo una unión dinástica y que esa unión no ha cambiado revolucionariamente desde ese momento. En Europa, en cambio, las uniones dinásticas se convirtieron revolucionariamente en estados-nación y por lo tanto esos reinos medievales y sus voluntades dejan de ser relevantes desde nuestro punto de vista.
    Bastante mejor este argumento que el suyo.

    Saludos,

    • Don Ricardo dice:

      @Pedro: Lo siento, pero es que usted no me cuestiona el argumento. Ya sé que existen los nacionalistas, y que le dan un valor de legitimidad a la nación, por encima incluso de la voluntad democrática de sus ciudadanos.

      Lo que yo digo es que, en democracia, ese argumento no vale ni para dividir una comunidad política, y para unirla. La única fuente de legitimidad en democracia es la voluntad ciudadana.

      En cuanto al jaleo ese que ha liado con las dinastías y los cambios revolucionarios, lo siento. No he entendido nada.

  4. Pablo dice:

    Y la voluntad ciudadana en un territorio concreto,en Cataluña por ejemplo puede ser a dia de hoy que haya una mayoria independentista.En Escocia por ejemplo no parece existir dicha mayoria y aun con un 28 por ciento de independentistas han abierto un camino democratico.
    Ahora preguntemonos quienes son los que niegan la realidad y se amparan en la historia y en soberanias nacionales gravadas en ley y en pueblos miticos y en unidades mitificadas para negar la realidad de los hechos.Obviamente esto es lo que hacen los nacionalistas españoles

    • Don Ricardo dice:

      @Pablo: Bueno, y los británicos quizás son un poco oportunistas, y facilitan ahora un referendum que saben que van a ganar posiciones unionistas, aunque en caso contrario, quizás irían a sangre y fuego, como fueron en Irlanda, y como parece ir aquí el Partido Popular….

  5. sukoi-27 dice:

    Que lista la espe…..acaba de reconocer que el reino de nabarra tiene derecho a la secesión…jupppi!! Ya me quedo mas tranquilo…
    Preguntemosnos como dice aquí don pedro….quienes se agarran a lo que sea…para cambiar después a otro lo que sea…
    Para terminar que cualquier lo que sea vale contra el independentismo…pero este no podrá ni darle la vuelta a los que sea para tirarselos a la cara.
    Vamos …. cuestión de estadística.

  6. Patxi dice:

    Anda Ricardo, no sufras por la Espe, que ya leo yo por los dos.

  7. Marc dice:

    El caso, es que contrariamente a lo que dice la Espe, Catalunya sí fué independiente, y durante mucho tiempo. Solo hay que buscar en wikipedia. Principado de Cataluña: http://es.wikipedia.org/wiki/Principado_de_Catalu%C3%B1a y además clicar el enlace Cortes Catalanas: http://es.wikipedia.org/wiki/Cortes_Catalanas

    Erróneamente por España se dice que Cataluña eran unos condaditos de 3 al 4º, pero resultaba que todos esos condaditos, con su propia constitución llamada Usatges http://es.wikipedia.org/wiki/Usatges , desde el S.XIV eran un PRINCIPADO (por término jurídico) soberano antes de unirse/adherirse a la corona de Aragón por unión matrimonial del príncipe Ramón Berenguer, que a la vez era Conde de Barcelona y Petronila de Aragón.
    Tras esa unión tanto la corona de Aragón como el Principado de Catalunya todavía mantenían cada uno sus Cortes, sus leyes, sus costumbres, sus idiomas, etc…Ó sea, que era un reino digamos que federado, compuesto por el Reino de Aragón, el principado de Catalunya, Reino de Valencia y Reino de Mallorca, entre otras tierras fuera de la península.
    Y al final, en la guerra de sucesión, Felipe V terminó por cargarse el Reino de Aragón, y estos cuatro territorios perdieron todas sus libertades, aún propias de cada territorio, para implantar en todos ellos las leyes y políticas castellanas.
    Ó sea, primero fué independiente, después fué un estado federado, y después perdió su estado por derecho de conquista de Felipe V.

  8. zenon dice:

    “…Los nacionalistas han convertido la caída de Barcelona, el 11 de septiembre de 1714, ante las fuerzas de su rey legítimo, Felipe V, en la fiesta nacional de Cataluña. Estamos ante un despropósito histórico, que no se puede corregir porque se ha convertido en un mito. Es cierto que todas las naciones y pueblos tienen sus mitos, pero con el tiempo se superan, abrazan los suyos con obsesivo fervor. Felipe V asumió la corona sin dificultad, aunque con unos pactos que querían impedir una unión entre Francia y España. Es cierto que el otro candidato, el archiduque Carlos, también podía esgrimir derechos legítimos, pero los del duque de Anjou eran más sólidos y había sido elegido por el difunto rey.

    Las élites dirigentes catalanas, porque el pueblo no era un sujeto activo, fueron inicialmente leales a Felipe V, pero al estallar la Guerra de Sucesión pensaron que podían obtener mayores beneficios si se unían al archiduque Carlos, que era apoyado, entre otros, por Austria, Gran Bretaña y Holanda. Fue una guerra continental en la que realmente se dirimía la preocupación porque Luis XIV obtuviera una posición hegemónica si también controlaba la decadente España y su Imperio. Al final, la natural perspicacia de una parte de la aristocracia y la burguesía catalanas hizo que apostaran por el perdedor y la «recompensa» fueron los Decretos de Nueva Planta. Cabe recordar que el reformismo borbónico fue bueno para España. Por cierto, el archiduque Carlos olvidó sus pretensiones cuando murió en 1711 su hermano, el emperador austríaco José I, y le sucedió como Carlos VI. Hasta 1886, el 11 de septiembre quedó en el olvido, lo cual demuestra la huella que había dejado en el pueblo catalán. Un nacionalismo emergente decidió convertirlo en el símbolo de la patria perdida. Desde entonces, se dedicó a un laborioso esfuerzo de «arqueología voluntarista» y convirtió a Wilfredo el Velloso en «padre» de la nación catalana; a Jaume I, en un gran patriota (olvidando que repartió su reino entre sus hijos o cedió Murcia a su yerno, el rey castellano); el Compromiso de Caspe, en una traición; la Corona de Aragón en la confederación catalanoaragonesa y tantos otros hitos faltos de rigor y fundamento histórico. Cataluña nunca fue independiente, porque jamás existió como nación o estado. En la Edad Media no existía la soberanía nacional, era dinástica, ni la nación tal como se define desde hace más de cien años. Es cierto que el nacionalismo tiene historiadores que, ofuscados por el partidismo, reescriben la Historia y la hacen decir aquello que nunca sucedió, tal como pretenden. Los catalanes celebran mañana una ficción. Otra de tantas…”

    Francisco Marhuenda

  9. zenon dice:

    No me resisto a pegarle este comentario de un tal “Jimenez1”

    “…Aragón también existe. A pesar de la manipulación histórica de tantos timadores y mangantes, Y hete aquí por fin que alguien reacciona como es debido, y dice venga ya, ya es hora de poner en su sitio a unos cuantos timadores y mangantes, …de esos que les pagan pesebres a sus historiadores de plantilla para que descosan y vuelvan a coser la historia a medida, y luego la meten en los libros de texto y se montan unas películas que ya las hubiera querido Samuel Bronston.En toda esa mentecatez de la que hablaba antes, ahora resulta que existió un imperio catalán que hasta hace cuatro días pasó inexplicablemente inadvertido a los historiadores, …o que los irreductibles vascos nunca se mezclaron en las empresas militares ni comerciales españolas-Aragón había estado mucho tiempo callado, pese a tener muchas cosas que decir, o que matizar, …desde aquel lejano siglo onceno en que Ramiro I, contemporáneo del Cid, sentaba las bases de un reino que abarcaría Aragón, Valencia, las Mallorcas, Barcelona, Sicilia, Cerdeña, Nápoles, Atenas, Neopatria, el Rosellón y la Cerdaña, … y terminó formando la actual España en 1469, gracias al enlace entre su rey Fernando II de Aragón e Isabel, reina de Castilla. Ése es el hecho cierto, y no lo cambian ni el mucho morro ni el reescribir la Historia;…incluido el manejo exclusivista y fraudulento de las famosas barras que eran Senyal real no de un reino o territorio, sino de una familia o casa reinante que, como matizó Pedro IV en el siglo XIV, tiene Aragón como título y nombre principal. Casa reinante que absorbió a la casa de Barcelona, extinguida en 1150 por mutua conveniencia y deseo del titular de esta última, el conde Ramón Berenguer; que al casarse con Petronila, hija de Ramiro el Monje, rey de Aragón, adquirió como propio un linaje superior, pero renunciando al suyo, no titulándose más que princeps junto a su esposa regina; de modo que el hijo de ambos, ya con Barcelona incorporada a la corona, se tituló rey de Aragón, y nunca de Cataluña. Por suerte no todos los archivos han caído en manos de quien yo me sé -tiemblo al pensar qué será de ellos-, y aún quedan documentos donde comprobar lo evidente. Que por cierto, en cuanto a la propiedad histórica de las famosas barras, no está de más recordar que en 1285 la crónica de Bernard Deslot precisaba aquello de: ‘No pienso que galera o bajel o barco alguno intente navegar por el mar sin salvoconducto del rey de Aragón, sino que tampoco creo que pez alguno pueda surcar las aguas marinas si no lleva en su cola un escudo con la enseña del rey de Aragón’.Así que cómo me alegro, oigan, de que aquel digno y viejo Aragón olvidado, marginado, asfixiado por la perra política de este perro país, aún sea capaz de decir aquí estoy, desmintiendo a tanto oportunista y a tanto manipulador y a tanto mercachifle. Recordando que existió una corona aragonesa que constituyó el imperio más extenso del Occidente medieval,…donde, bajo su nombre y sus barras, Aragón, Cataluña y Valencia compartieron aventuras, comercio, guerras e historia, enriquecieron sangres y lenguas con el latín, el catalán y el castellano, cartografiaron el mundo, construyeron naves, pasearon mercenarios almogávares y…dominaron territorios que luego aportaron a lo que ahora llamamos España, con la manifestación de los fueros y libertades propios en aquella fórmula tremenda, maravillosa y solemne: el «si non, non» heredado de los antiguos godos, mediante el cual los nobles aragoneses que somos tanto como vos, y juntos más que vos’-, acataban la autoridad del rey de tú a tú, reconociéndolo sólo como el principal entre los iguales. Por eso son buenas estas iniciativas y estas exposiciones y estas cosas. Son muy buenas, incluso higiénicas; y me sorprende que, como antídoto contra la manipulación y la desmemoria que están convirtiendo este lugar llamado España en una piltrafa y en una casa de putas insolidaria y estulta, no se les dediquen más esfuerzos, ocasiones y dinero. Por ejemplo, el que se ha utilizado en la imprescindible urgencia de sustituir La Coruña por A Coruña en los rótulos de las carreteras y auto-vías de toda España. Incluida, supongo, la N-340 a la altura de Chiclana…”

    No se yo… Como es del diario ABC… ¡FACHA! ¡¡¡Seguro!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.