Hibai_ y mis amigos reformistas

Posted · 50 Comments

Oigan, verán, ayer, me enfadé porque detecté en el twitter una bandada de cobardes escondidos tras sus nicks que se dedicaban a, amparándose en un insulto a Esperanza Aguirre, intentar linchar a otra persona mediante menciones injuriosas y cobardes, y de paso defender a la expresidenta. Entre los tales falangistas -que por lo que he visto después actúan siempre en comandita y acosan directa e indirectamente en la red a sus víctimas- me sorprendió encontrar a uno que no era precisamente anónimo, sino alguien de quien me dijeron un día con respeto reverencial que se trataba de una persona muy admirada en el 15M. Me sorprendió y quise averiguar si era él realmente. Lo era. Después, me encontré unos vídeos en los que que éste respetado activista hablaba en nombre del pueblo -un pueblo al que no representa y que no le ha autorizado para ser su portavoz- con enorme desprecio, sectarismo sin límites y gran prepotencia, sobre algunos de los diputados a los que otros falangistas -estos infiltrados en la manifestación convocada hace unos años ante el Parlament de Catalunya  para tratar de impedir la aprobación de los presupuestos- habían agredido con gran violencia física y verbal, unos diputados, que se han distinguido por su apoyo al movimiento que agita nuestras calles y plazas desde hace unos años.

Me habían hablado de este sujeto con respeto reverencial, pero también me habían dicho que era uno de los principales sostenes del discurso contra los políticos en Cataluña, así que escribí un inocente twit, porque me parece que el discurso contra la politica desde la izquierda es suicida. El twit es éste:

[blackbirdpie id=”278263835901714432″]

Al poco rato, tenía al falangista encima pidiéndome explicaciones. En principio con buenas maneras. Se las di, y comenzó un debate que, poco a poco se fue tensando y acabó con su partida de camisas azules revoloteando en mi entorno. Como estaba de buen humor, me rei de ellos.

En la medida en que la tensión aumentaba, alguien trato de mediar. Por una parte, me decían que era una persona muy comprometida en causas de la más diversa índole. Quizás, no lo dudo. Don Ramiro Ledesma también lo era, y por cierto, procedía de filas anarquistas. Por otra parte, me decían que  el respetado camarada es el “BIEN”:

[blackbirdpie id=”278271873802969090″]

Bueno, pues vamos a hablar ahora de ese dechado de virtudes. Esta mañana, mientras me desayuno, rememoro la escaramuza:

[blackbirdpie id=”278398500235001857″]

Al poco rato, mi telefono empieza a hacer tilin tilin tilin. Miro, y me encuentro con esta lista de mensajes personales que ven ustedes a continuación. Tomé la precaución de hacer la foto, e hice bien, porque el falangista éste, que es un trozo de pan, pues ya los ha borrado. Conservo también las notificaciones que manda Twitter de cada mensaje personal, así que no hay cuidado con perderlos. Mire, miren, y pinchen en la imagen para poder leer los textos. Lamento lo artesanal de la captura de pantalla, pero estaba quedándome sin bateria en el telefono y no queria arriesgarme.

Yo, de esto saco unas cuantas conclusiones, de menor a mayor importancia:

1.- El tal @Hibai_, por muy respetado que sea en ciertos círculos vinculados al 15M es un sujeto de una catadura moral prácticamente inexistente, probablemente un pistolero peligroso, violento, barriobajero y de hábitos falangistas, como se puede comprobar. Espero que esto saque de su espejismo a quienes le consideran el BIEN o alguien muy entregado a la causa.

2.- Parece que @Hibai_ confirma con sus amables mensajes que hay en el “movimiento” grupos muy violentos de falangistas y neonazis infiltrados agitando las aguas, provocando a la gente y finalmente amenazando con palizas.

3.- En el caso probable de que el punto anterior sea erróneo, y no sean falangistas sino simples extremistas, la cosa es más grave, porque nos habla de la degradación moral de gente de nuestras filas que, convencidos de que tienen razón y con una superioridad moral preocupante, creen que pueden actuar desde el anonimato para, en grupo y con prácticas calcadas de las fascistas, acosar, insultar y organizar linchamientos como hacen habitualmente con aquellos cuyas ideas no les gustan. No sé, a mí, como simpatizante del movimiento 15M y participante en muchas de las acciones que convocan, me preocupa y me inquieta mucho que pueda haber abogados del “movimiento” que hayan “partido más piernas” que mis amigos reformistas, que, supongo, al ser personas decentes, pues no habrán partido nunca una pierna que no sea suya.

50 Responses to "Hibai_ y mis amigos reformistas"
  1. José dice:

    Hola.
    Como muchos más, no tengo el placer de conocerte, pero si de seguirte. Desde hace mucho tiempo, eres una de esas personas que considero cada uno de tus tuits, y con frecuencia, los retuiteo.
    Creo que no conocernos personalmente (lo cual es normal, pues usted tiene 5880 seguidores, de los cuales solo corresponde con su seguimiento a 539), no me convierte en anónimo, si en desconocido.
    Por ello, como un desconocido más, quiero dar mi visión personal (no del hecho, si de ciertas palabras).

    ·Creo que es muy triste el comportamiento que estoy viendo. Gente de izquierda, atacándose. Me parece un gran trabajo de cara a dividir a las personas que intentamos cambiar algo.

    ·Creo que en un “inocente tuit” decir que alguien “me averguenza”, hace que ya no sea un inocente tuit. Yo personalmente, lo tomaría como un ataque.

    ·Creo que esa rapídez extraordinaria de llamar falangista o fascista a cualquiera que no piense como tu (o no siga tus métodos), es un fallo terrible de mucha gente de izquierda. Creo que cosas así, son las que nos están matando…
    Yo personalmente soy anarquista, y comulgo de muchos principios del 15M (o comulgaba). Pero nadie me puede exigir que siga unas pautas de comportamiento determinadas. Pienso que ante el abuso de la autoridad, estoy en mi derecho a defenderme como yo considere necesario.
    ¿Si no me quedo sentado en el suelo recibiendo porrazos… ¿eso me convierte en fascista? No actuar de un modo pasivo ante la violencia que se despliega contra mi o cualquier otra persona en una manifestación…¿me vuelve falangista?
    Es curioso ese termino, pues entonces, obtenemos que en la guerra civil española, lucharon falangistas contra falangistas.. Curioso…

    ·Creo que es posible, que a algunos “TuitStar” se les esté subiendo un poco los humos.

    ·Creo que por ese camino, nunca cambiará nada.

    ·Creo que tuitear en “petit comite”, solo escuchando y respetando las opiniones de 4 amiguitos, convierte una buena idea como Twitter, en un espejismo de egos encontrados. Y a mi francamente, eso me da mucho asco.

    ·Creo que hasta el día de hoy, siempre he leido sus comentarios desde el máximo respeto (estubiese o no de acuerdo con lo expresado por usted).

    Y finalmente:

    ·Creo que acaba usted de perder un seguidor (desconocido para usted eso si, y por lo tanto sin importancia… no soy uno de los 539 elegidos que merecen ser leidos…)

    Que le vaya bien, que tenga mucha suerte, y sobre todo, respete a quien siendo de izquierdas, no piensa igual que usted. Porque eso le aproxima peligrosamente a esa palabra que yo no pronunciare (aún soy capaz de respetar a otros aunque no comparta sus opiniones ni sus actuaciones).

    Una decepción.

    Cuídese.

    • Don Ricardo dice:

      @José: Acepto gustosamente su crítica, don José, y se la agradezco. CReo que en algunas cosas puede tener razón y en otras no, pero en todo caso son aspectos sobre los que reflexionar. No me puedo extender ahora más, pero creo que escribiré un post más pausado.

  2. Anton dice:

    Menudas chorradas dices… Mi twitter es mi nombre y primer apellido, y por lo que dices estaria dentro de esa cuadrilla. Con lo cual, no soy anonimo.

    Llamar falangistas y fachas a las personas que dicen lo que piensan sobre Esperanza Aguirre me parece una burrada, y denota una falta de respeto por tu parte.

    Por no hablar de defender a Esperanza Aguirre… Estamos locos o que?

    No se tio, creo que has perdido un poco el norte, y tengo que decir que comparto la gran mayoria de las cosas que dice José en el anterior comentario.

    Yo añadiria que toda tu argumentación me recuerda a tipico discurso de ataque de la derecha mas rancia…

    Ale, a cuidarse.

  3. Paloma dice:

    Creo que estoy de acuerdo en el supuesto número tres, Don. Hablando se entiende la gente, pero no cuando no hay “gente” sino perfiles anónimos que, como bien dice, van en comandita a acorralar.
    Imagino que esos perfiles están hechos así por sus actividades políticas de cierto riesgo y quiero creer que es una situación que se ha ido de las manos. En el activismo existen discursos manejados con mucha ligereza y a veces inocencia que rozan de cerca al de Primo de Rivera.
    Respecto al discurso antipoliticos desde la izquierda que usted comenta: creo que tiene mucho que ver con la ignorancia de la mayoría de la sociedad española sin un mínimo de cultura política. La política, así como la ética y la filosofía sustenta las revoluciones. Eso y el valor de mucha gente unida trabajando y luchando.
    Saludos Don.
    Cuenta con mi amistad.

  4. Red dice:

    Pues podemos acordarnos de José Antonio, falanges, fascistas y demás, achacar el discurso antipolítico a la falta de cultura política o a la ignorancia de la gente, llevarnos las manos a la cabeza y decir que es el final de la izquierda, clamar en el desierto, o hacer el pino si queremos… pero mientras no haya alternativas creíbles desde la política para resolver los problemas de la gente, el discurso antipolítico crecerá (y miro sobre todo a la izquierda, pues son los partidos de la izquierda los que no convencen a nadie… podremos decir, y así lo creo, que PP y PSOE son partidos nefastos, que tampoco ellos nos sacarán de la miseria con su neoliberalismo, pero al menos sí convencen a unos cuantos).

    Y eso, ni más ni menos, es lo que está pasando. El discurso antipolítico cunde a izquierda y derecha, en el centro, por todas partes. Pero si nos preocupamos por eso, que es un síntoma, mal vamos. Yo prefiero hablar de la enfermedad.

  5. waj1Fum dice:

    Don Ricardo : su post no me ofende, pero bien le aseguro que podría hacerlo. No sé si se da cuenta de que el post, más que ofensivo con Hibai, es ofensivo para las personas que le seguimos. Dudo que Hibai se ofenda con este post ; si las acusaciones son ciertas, solamente se lamentaría de su falta de discreción, pero presumiría con orgullo de tener una horda de 4.474 esbirros dispuestos a morir cibernéticamente por él(a las 17:38 tiene 4.474 followers, pero hoy esta cifra aumentará gracias a este post). De ser falsas las acusaciones cómo creo, puede que le haga un poco más de daño. De la risa inicial imagino que pasará al desconcierto por lo inverosímil de su planteamiento, el desengaño hacia el semejante por llegar a conclusiones tan alejadas de la lógica, por buscar enemigos dónde no los hay, etc. Sea como sea no hay margen para su ofensa, pero sí para la mía, pues usted considera que soy unos de esos esbirros de mala muerte que secundarían a Hibai dijera lo que dijera simplemente por el hecho de decirlo él. Y esto no me ofende, pero podría hacerlo. Y tal vez debería, pues me cuido mucho de dejar de seguir a quién me resulta sospechoso de ser pisoteadoR. En todo caso, lo que sí que me ofende realmente es que tantas veces no leamos con detenimiento los tweets, pues uno puede pensar lo que quiera de Hibai, pero de ahí a decir que con su tweet estaba defendiendo a Esperanza Aguirre hay cómo mínimo un tripi y medio de distancia…

  6. Violeta dice:

    Lo siento mucho, Ricardo, pero este post me parece lamentable y decepcionante. Nunca pensé que me encontratía un post como éste en este blog.

  7. Marcus Welvy dice:

    Hace un tiempo, algo después de desmontarse el campamento de la plaza catalunya de barcelona, leí un artículo (aquí, está en catalán pero seguro que o lo entienden o encuentran a alguien que se lo traduzca) que ya hablaba de ciertas praxis del 15M que, aunque parecieran muy democráticas y novedosas, venían de los totalitarismos de principios del s. XX.

    Hablamos de cosas como el asamblearismo absoluto, el mal de la clase política (que ya se sabe, es la culpable de todo), y ese tipo de cosas.

    En el caso del asamblearismo total, por ejemplo, no es que esté mal de por si, pero requiere mucha más capacidad crítica (y madurez para aceptar las crítcas) de la que la mayoría de la gente está dispuesta a mantener. Así pues, sin una mayoría con mucho sentido crítico, es una forma de gestión muy manipulable.

    Un tiempo después, un amigo me comentó, asustado, que uno de los grupos que pertenecía a ¡Democracia Real Ya! era, precisamente, una organización de tipo falangista (no me acuerdo cual). Y es que la destrución del sistema y la democracia siempre han estado en sus objetivos, aunque lo hayan disimulado con dulces palabras.

    Viendo lo que comenta Don Ricardo, no me sorprendería que hubieran clavado bien adentro sus zarpas en este grupo. Una pena.

    PD: Por eso era importante una buena ley de memoria histórica.

    • Red dice:

      @Marcus Welvy: La clase política existe (vaya si existe), y no es que sea culpable de todo (no sea usted exagerado, nadie afirma eso), sino de casi todo.

      Y lo malo no es decirlo, oiga. Lo malo es que sea así.

  8. Marcus Welvy dice:

    Acabo de recordar que está en la sección Premium del periódico, así que o se registran (es gratuito) o no podrán verlo. Como yo ya estoy registrado, se lo paso para que puedan disfrutarlo.

    Es del periódico Ara.


    ‘Marcia su Barcellona’
    Ferran Sáez Mateu | Actualitzada el 25/04/2012 00:00

    Enguany es commemora el 90è aniversari de la Marcia su Roma, que va precipitar a Itàlia la fi de la democràcia parlamentària i la instauració d’un règim feixista que en el seu moment agònic, ja durant la Segona Guerra Mundial, es va dir Repubblica Sociale Italiana. És molt important subratllar un parell de coses. La primera és que el règim feixista de Mussolini no fou el resultat de cap cop d’estat l’any 1922, sinó la conseqüència inevitable de buidar de contingut la democràcia representativa després de la Marcia. La segona, que en aquell precís context la filiació ideològica dels squadristi no tenia res a veure amb la manera com la imaginem avui. El 4 de juny de l’any 1931, el diari La Conquista, de Ramiro Ledesma, duia en portada aquesta consigna: ” ¡Viva la Italia fascista! ¡Viva la Rusia soviética! ¡Viva la Alemania de Hitler! ¡Viva la España que haremos! ¡Abajo las democracias burguesas y parlamentarias! ” Recordem que això està escrit el 4 de juny del 31: s’està referint a la República Espanyola, no al molt posterior règim de Franco. L’estranya successió de visques i signes d’admiració eren llavors més coherents del que sembla avui. La URSS i la Itàlia feixista tenien en comú el fet de rebutjar la democràcia parlamentària i el capitalisme, és a dir, el sistema . Apostaven per democràcies reals en què, com també demanava Falange Española, es nacionalitzés la banca i es produís un procés de semicol·lectivització dels mitjans de producció. Els sona d’alguna cosa, tot això? Jo diria que sí. En tot cas continuem, perquè les coincidències no acaben aquí.

    Els feixismes de la dècada del 1920 i 1930 no constituïen cap fenomen homogeni, però tenien coses essencials en comú. La Creu i la Sageta a Hongria, La Legió de l’Arcàngel Miquel a Romania, la Falange a Espanya, la Comunitat Nacional Feixista de Txèquia, etc. estaven travessats per algunes idees, valors i actituds bàsiques que després de la Segona Guerra Mundial no van desaparèixer: només van canviar de denominació i d’estètica. Els feixistes van ser els més moderns del seu temps. El món s’emmirallà amb les Olimpíades de Berlín del 1936 no perquè fossin nazis, sinó perquè eren rutilantment modernes. I el primer que va fer Mussolini fou enderrocar coses velles , com gran part del Nàpols medieval, substituint-lo per habitatges socials ben nets i ventilats. A Alemanya, el Lebensreformbewegung, el Moviment per a la Reforma de la Vida, defensava el vegetarianisme, el nudisme, les medicines alternatives, etc. Tot moderníssim. Va ser el primer moviment social alemany que es va adherir formalment, i en massa, al règim nazi. Per descomptat, aquelles idees no s’havien d’ubicar en un àmbit privat o empresarial, com pretenien els pèrfids liberals. Mussolini ho va resumir molt bé: “Tot dins l’estat, res fora de l’estat, res contra l’estat”. El feixisme fou una forma d’adoració de l’estat, perquè és considerava una conquesta moderna. La democràcia parlamentària, en canvi, es veia com una andròmina inoperant, pròpia de burgesos conservadors. L’ideari falangista es refereix a ” un modelo de economía tendente a la socialización y la sindicalización en las grandes estructuras dominadas por el capital anónimo “, així com a una “socialización de los instrumentos de crédito “. Els sona?

    L’altre element fonamental del feixisme, potser el més important de tots, és el culte al jovent, a la seva força física, a les potencialitats polítiques de les conductes irracionals i violentes pròpies de determinats estadis de la vida, especialment quan es dilueixen entre la massa. Abans de la Primera Guerra Mundial, el model encara és el de la maduresa del pater familias , i per això els joves proven d’aparentar ser més vells: van amb bastons, canotiers i barbes quadrades. El feixisme posterior, en canvi, busca l’aparença contrària: joves d’aspecte gairebé adolescent, amb el pas decidit i accelerat ( La Legión es va fundar l’any 1920, en aquell clima de bogeria col·lectiva que tan bé va descriure l’assagista Furio Jesi a Cultura di destra ).

    De vegades, la banalitat insubstancial i efímera de la moda ens pot confondre i ocultar la veritable continuïtat de determinades idees i actituds. Cap al 1920 el jovent seguia unes modes i ara en segueix unes altres. Els recomano que en la propera marcia su Barcellona -aquí en tenim una cada tres mesos- deixin de banda l’estètica i l’embolcall terminològic dels participants i es fixin en el rerefons de les idees que esgrimeixen, 90 anys després de les originals.

    • Red dice:

      @Marcus Welvy: Resumiendo: los fascistas cuestionaban el sistema (la democracia burguesa) y por lo tanto cuestionar el sistema (sigue siendo el mismo) es fascista.

      Porque todo el mundo sabe que la esencia de la idea de democracia es: no cuestiones el sistema. Claro. Eso debe ser.

      • Marcus Welvy dice:

        @Red: Pues creo que no lo ha entendido bien, don.

        El problema no es criticar el sistema, sinó el no tener sentido crítico. El criticar sin pensar en lo que se critica o sin comprender las consecuencias de las nuevas propuestas.

        Los totalitaristas son especialistas en simplificar razonamientos, de forma que todo parece muy claro y sencillo, pero no explican la parte complicada. Por eso se les considera, entre otras cosas, manipuladores y demagogos.

        Lo que dice el artículo es, precisamente, “Cuidado, que no nos den gato por liebre”.

        No necesitamos un Amanecer Dorado. España ya se parece demasiado a Grecia.

  9. Don Ricardo, veo que no hemos aprendido nada desde los tiempos de Red Progresista. La izquierda en las redes sociales seguimos siendo un espectáculo para los “liberales” que descojonados toman palomitas con los pies en alto atentos a nuestra lucha cainita.

  10. mitxel dice:

    Intervengo cuatamente para aclarar que nadie confunda el apoliticismo con el alejamiento de los partidos políticos corruptos, es decir de todos los partidos políticosn (bueno, salvo alguno muy nuevo que no ha tenido tiempo y el de los porretas).
    Y no existe político honrado, como demuestra fehacientemente el hecho que en el pago por sentar el culo en el escaño va el silencio y el cobijo de los compañeretes corruptos.
    Pero esto es una cosa, que se traduce en abstención, y otra cosa es el apoliticismo. Creo que desde la transición nunca la gente se había aproximado tanto a la política, y más aún, a la economía, por lo que seguir confundiendo participación con partidos orgánicos castradores es de un tontolculismo supino. Al contrario, quienes más apolitizados están son precisamente los milintantetes de esos partidos que a izquierda como a derecha renuncian a pensar por sí mismos para que el tontolculo supremo piense por ellos.
    Y les advierto que cuanto más se politice la gente, más pasará de estos partidos tontolculistas, es decir, de estos partidos.
    Dicho lo cual, se hace necesario reformar la democracia para que la soberanía descanse sobre el ciudadano, y no sobre los partidos, porque los partidos son eso, repito, los cautro tontolculos ratas de sede que controlan el aparato.
    En el entretanto pues es normal que la gente vaya un poco a su bola y que de vez en cuando tengams que aguantar a autoproclamados sargentos chusqueros de la revolución, como el tal hibai, pero esto es un precio menos comparado con lo que tengo que aguantar yo cada vez que llega una elección y la peña me dice que o voto a alguno de los corruptos o esty votando al señor Rajoy…
    Lo dicho, no se sigan engañando, nos esperan años muy malos, no tanto porque la derecha haga su trabajo, sino porque la izquierda está encantada con su propia corrupción.

    • @DabitxoPiston dice:

      @mitxel: Buen comentario, don, me ha gustao

    • Red dice:

      @mitxel: Cuando tiene usted razón, no hay quien se la quite. Mire que me jode no tener que hacerle ni una sola corrección, pero le tengo que dar un 10.

    • Red dice:

      @mitxel: Ah, y si los políticos quieren saber cómo hacer para volver a ganarse a la gente, yo mismo se lo he dejado escrito en un papel que he metido en un sobre, así que para saberlo sólo tienen que ir a Pamplona y seguir detalladamente las instrucciones que indico a continuación. Se toma el ascensor público que se encuentra frente a la entrada del Club Natación y se sube hasta el fortín de san Bartolomé. Al salir del ascensor se cruza por una pasarela de unos veinte metros. A la izquierda se ve el muro del fortín que mira hacia Txantrea. En ese mismo muro hay dos rendijas verticales prácticamente a ras de la hierba. La que está a la derecha es más profunda y frente a ella hay un foco de suelo. En esa rendija se encuentra el sobre.

  11. Marti dice:

    Que razón tenia Albert Einstein, con aquello de que había dos cosas infinitas, aunque en el primer caso, no estaba del todo seguro

  12. @DabitxoPiston dice:

    Dicen que la carga del poder es muy pesada, no hay más que ver el envejecimiento acelerado de todos los que llegan a la cima y no tienen la suerte de Berlusconi de saber ignorar el sarcasmo ciudadano ante sus implantes, botox, etc. Pero más pesada que la carga del poder debe ser la del liderazgo antagonista. El lider nace, y luego tiene que hacerse, mantenerse, trabajarse, cocerse a fuego lento y fraguar igual que el hormigón. En política no existen los atajos (o al menos no conviene cogerlos), y en esta sociedad la atención mediática o el hábil uso de unos medios tecnológicos cada vez al alcance de más gente constituyen atajos muy, pero que muy tentadores. Y es más cuando el liderazgo es antagonista, es decir, se opone al sistema y al poder, y debe darse cuenta de que el poder puede mediáticamente dejarle hacer para juguetear un rato con él, por aquello del “a ver qué sale”
    Desde la eclosión del omnipresente (y a veces parece que omnisciente) 15M hemos visto el desfile de líderes, lidercillos, personajes más o menos excéntricos, en definitiva algo típico de los media cuando pone su foco de atención en un fenómeno social que fueron incapaces de prever (tampoco son muy inteligentes, no les debemos pedir demasiado). Y pasa a veces que esta gente por ver su nombre reflejado en una pantalla piensa que ha pasado a un plano superior al del resto de los mortales y comienza a hablar del pueblo… pero sin el pueblo. Y es entonces cuando deja de liderar y comienza a despotricar (palabra que viene de “déspota”), poner normas, dogmas, ceremonializar y qué más les voy a contar que ustedes no sepan. Y aquí es dónde aparece la raíz de esta bronca: Un tuitero que para los gurús (dicho sea sin ganas de ofender)del 15M es BIEN decide que puede hacer con otro tuitero -que por otra parte es un gamberro (esto todavía ofende menos)y tendrá bastantes más horas de rodaje entre militancias y noches de arreglar el mundo entre cerveza y copa que el primero, recién salido del horno de la clase media que es la Universidad- algo más que expresarle su desacuerdo porque ha utilizado la palabra PUTA refiriéndose al susodicho personaje.@Hibai lanza a la brunete tuitera sobre @FacuDiazT y encima lo acusa de machista. Y no contento con ello también llama a la jauría sobre los que le discuten esa actitud, haciéndose la víctima. No voy a entrar ahora en si lo correcto es llamarles fascistas, nazis o mediopensionistas. Pero sí digo (por que me da la gana, que para eso soy mayor de edad y vivo de mi trabajo)que yo a esta gente la mando a la mierda bien rapidito (a tomar por el culo no, que luego añaden lo de homófobo)porque estoy HARTITO de que treintañeros recién salidos de debajo de las faldas de una clase media que nunca lo volverá a ser, y que son unos recién llegados en su mayoría al archipiélago de la lucha social de esta nuestra compartida Península Ibérica, que estos, digo, me vengan dando lecciones no sólo de lucha, sino encima de cómo puedo o no puedo hablar.
    Con esto acabo el comentario,que esto se alarga: Queridos compañeros del 15M: tenéis demasiados individuos con el Complejo de Adán en vuestras filas. Controladlo, por que puede ser un grave problema
    Un abrazo, don Ricardo. Siempre es un gusto comentar en Moscú

    • mitxel dice:

      @@DabitxoPiston: no está mal

    • Anton dice:

      @@DabitxoPiston: La primera parte de tu comentario me parece un poco negativa, si no tiene solución, ¿para que luchar?
      ¿Solo vale tu lucha? ¿La tuya es mas valida porque no tienes 30 años? ¿o porque no te acabas de incorporar al mercado laboral? porque no eres de clase media…¿ Todos los demás somos unos mierdas?
      Yo que se tío, mucha verborrea, mucha critica y mucho discursito demagógico pero no veo que aportes nada.
      Lo que si que veo son muchos prejuicios, estereotipos… Hay que joderse, y luego hablaremos de respeto, tolerancia, de no poner etiquetas…
      Veo mucho ego suelto por ahí, en general, y eso nos lía en putos debates estúpidos para ver quien la tiene mas grande! Vaya forma de perder tiempo y energía…
      Volvamos a empezar e intentamos ser menos tocapelotas?
      !Venga joder! ¡Que podemos hacerlo mejor!

      • @DabitxoPiston dice:

        @Anton: Si dices que no aporto nada es que has entendido bien poco de lo que digo. Procura leerlo de nuevo a ver si pillas algo más y mañana discutimos. A mí lo que me parece necesario es comunicar. no entrar en luchas de egos, por eso y no por otra cosa te digo que intentes releerlo. Y por cierto, en ningún momento digo que esto no tenga solución.
        Por cierto, este es mi nick de twitter, ahí estoy para lo que quieras.
        Buenas noches y salud.

  13. Paloma dice:

    Señor Dabitxo: cásese conmigo.

  14. Łukasiewicz dice:

    Aquí uno que se va.

  15. Red dice:

    Y una cosa que quería yo decir: cuando acusan a gente que sólo conocen por el invento ese del pajarito azul de fascistas, se dan cuenta de que esos señores a los que acusan serán fascistas, pero una mierda de fascistas, ¿no? Se dan cuenta de que una persecución a base de #hashtags y @retuits es flojito, ¿no? Que un linchamiento en twitter, en fin, es a un verdadero linchamiento como los tomates que venden en el supermercado a los verdaderos tomates… vamos, que ni sabe a linchamiento ni sabe a ná.

  16. Yayeyiyoyu dice:

    Hace casi un año, en las primeras manifestaciones contra la reforma laboral, en la Puerta del Sol, presencié cómo un grupo de cuatro o cinco veinteañeros trataban de boicotear el discurso de los sindicatos convocantes al grito de “BARATO, BARATO, SE VENDE EL SINDICATO”. Unos cinco minutos después de que empezase su espectáculo, ya no los soporté más y me acerqué a ellos para preguntarles si ese les parecía el día indicado para sus grititos. Me respondieron de malas maneras que iban a hacer lo que les diera la gana porque ellos no eran como yo; ellos eran libres y yo era una “borrega”. Alguna otra gente se me unió. Intentábamos hacerles entender que, pese a que no tenemos los mejores sindicatos posibles, eran una de las pocas armas que nos quedan a la clase trabajadora; que los sindicatos no son nada sin una masa de trabajadores detrás que les apoye; que estaban reproduciendo literalmente palabras de Esperanza Aguirre y lo más rancio de los intereses del capital, que la reforma laboral era una agresión brutal y que en ese momento lo más importante era pararla… Pero no sirvió de nada. Bueno, sirvió para que nos medio calentásemos todos bastante y se llegara a las manos cuando una señora fue a hacerles una foto al grupito y una de ellas le tiró la cámara de un manotazo. La señora respondió agarrándola del pelo. Afortunadamente, conseguimos separarlas.
    Todo esto que le ha ocurrido en los últimos días me ha recordado bastante aquel triste episodio. Porque ellos también decían estarse jugando no sé cuántos años de cárcel, porque ellos sí que luchaban… porque ellos también eran BIEN.
    Vaya, por tanto, por delante que mi posición es bien parecida a la suya. Lo que no comparto es la forma en que ha tratado de defenderla. A usted le molestan, y con razón, unos comentarios que unos tipos hacen en Twitter y, en lugar de atacar esos comentarios, se va a buscar un vídeo en el que habla uno de esos tipos y describe usted sus intervenciones en esos vídeos de una forma que, desde mi punto de vista, no se corresponde con la realidad. Me refiero a “hablaba en nombre del pueblo -un pueblo al que no representa y que no le ha autorizado para ser su portavoz- con enorme desprecio, sectarismo sin límites y gran prepotencia”. Entiendo que fue fruto del cabreo que le habían provocado los comentarios que había leído, que usted vio en esos vídeos lo que quería ver, pero no creo que justifique nada.
    A partir de ahí se lía. Y se lía gorda.
    Y no sé en qué momento ni a santo de qué, usted les llama fascistas. Y, lógicamente, ellos se lo toman fatal porque les han dicho que fascismo es MAL. Y ellos son BIEN. De hecho, lo saben bien porque se lo dicen en todas las asambleas a las que van: les mueven mucho los bracitos.
    No sé si son fascistas o no lo son. El matonismo de los mensajes que usted recibió sí parece una práctica fascista; por no hablar del ataque, ridiculización y menosprecio de todo aquel que se dedique a la política. Si a eso le uno la defensa de personajes como Esperanza Aguirre, a la que pocas veces les veo criticar y con la que coinciden en más ocasiones de las que me gustaría, pues…
    Pero ya sabe, don, ellos no son ni de derechas ni de izquierdas. Eso mismo decía José Antonio.
    P.S.: Todo esto lo escribo sin haber seguido el culebrón de principio a fin ni en sus múltiples estribaciones, así que no me haga mucho caso. ;-)

  17. Yayeyiyoyu dice:

    @Red

    Pues, mire, se lo digo de otra forma. Me estaban provocando a mí y a todos los que estábamos allí intentando parar la reforma laboral. Es decir, estaban tratando de boicotear nuestra acción.

    Si alguien fuese a una asamblea del 15-M y se pusiera a gritar cualquier cosa sin tener la palabra e insistentemente, ¿cómo lo calificaría? ¿Cómo reaccionaría?

    Pero gritar durante el discurso final de una manifestación contra una reforma laboral no es que sea barato, es que es gratis, porque saben qué tipo de gente vamos a estas de manifestaciones, saben que por mucho que provoquen nadie les va a agredir ni va a aparecer la policía para llevárselos detenidos ni les va a pasar nada malo. De hecho, ellos estaban como de pitorreo todo el rato.

    Está claro, ellos eran libres, felices y, sobre todo, parecía que no les afectaba nada la reforma laboral.

    • Red dice:

      @Yayeyiyoyu: Bueno, pues eran unos maleducados, no le digo que no… pero no me compare, en una asamblea la gente está intentando entender lo que se dice (yo he estado en unas cuantas y a veces resulta difícil de por sí, más que nada porque estas asambleas no cuentan con los medios con los que cuentan los sindicatos mayoritarios, que si quieren que se le oiga a alguien ponen unos altavoces de la hostia y arreglado). En los discursos finales de las manis de los sindicatos ¿a alguien realmente le importa lo que se diga? ¡Si es siempre lo mismo! La convocatoria ha sido un éxito, aunque sólo hayan reunido a diez personas. Si la mani es por una huelga general, la huelga, cómo no, también ha sido un éxito, aunque haya ido todo Cristo a currar. Vamos, que yo pongo a parir a Hermann Tertsch por lo de hacer la crónica de la huelga un día antes, por supuesto, pero sobre todo porque le han pillado. Porque los sindicatos, ¿no cree que llevan esos discursos ya hechos? ¡Desde luego lo parece!

      Vamos, que si se perdió algo del discurso por culpa de los maleducados jovenzuelos, ya se lo cuento yo: por supuesto la convocatoria fue un éxito de tales proporciones que el Gobierno se estaba cagando la patita abajo, que la reforma laboral tenía los días contados, que la clase obrera es cojonuda y que no pasarán.

      • Quentin dice:

        @Red: No es esa la cuestión, sino la provocación que supone el insulto a miles de personas allí reunidas que también son sindicato. Lo hacen, como bien se ha dicho arriba, porque es muy fácil, a dónde no van es a los mítines del PP porque saben que les correrían a hostias y acabarían ellos mismos en el calabozo y con cargos. No obstante, no deberíamos prestar tanta atención a según qué niñat@s; en unos pocos años estarán quemados y de vuelta de todo.

        • Red dice:

          @Quentin: ¿Decir que los sindicatos se venden es insultar? Pues depende. También por eso preguntaba qué sindicatos convocaban… porque si decir que CCOO y UGT se venden es insultar, me parece que no eran los mozalbetes maleducados los que insultaban a miles de personas allí reunidas, sino la realidad.

          • Quentin dice:

            @Red: Los mozalbetes se dedicaron a provocar a los trabajadores allí reunidos sabiendo que aquello no les iba a causar los problemas de hacerlo en otros lugares y ante otros públicos. Pura cobardía. Si la alternativa al entreguismo de CCOO-UGT es eso los de siempre pueden estar muy tranquilos.

            • Red dice:

              @Quentin:

              Bueno, pues no le digo que no: ea, dejaré de defender a esos jóvenes. Ya reconocí más arriba que eran unos maleducados, y además no me importan lo más mínimo…

              Ahora, si no le importa que le cambie de tema, le invito a hacer una reflexión. Pongámonos en contexto. En la entrada se habla de las desavenencias entre un militante de la izquierda, que lleva toda la vida dejándose los cuernos por su miltancia política y al que respeto un huevo con unos presuntos recién llegados a la lucha social, de los que se acercaron a la misma al calor del 15M.

              Bien, pues ahora tenga paciencia, que le voy a copiar algunos fragmentos de comentarios a la entrada. Unos tienen que ver con los veinteañeros maleducados y otros con otros jovenzuelos revoltosos: ya le dije que le iba a cambiar de tema. Allá voy:

              “L’altre element fonamental del feixisme, potser el més important de tots, és el culte al jovent, a la seva força física, a les potencialitats polítiques de les conductes irracionals i violentes pròpies de determinats estadis de la vida, especialment quan es dilueixen entre la massa”

              (¡Cuidado con la juventud!)

              “tendrá bastantes más horas de rodaje entre militancias y noches de arreglar el mundo entre cerveza y copa que el primero, recién salido del horno de la clase media que es la Universidad”

              (¡recién llegados! ¡puaj!)

              “Pero sí digo (por que me da la gana, que para eso soy mayor de edad y vivo de mi trabajo)que yo a esta gente la mando a la mierda bien rapidito (a tomar por el culo no, que luego añaden lo de homófobo)porque estoy HARTITO de que treintañeros recién salidos de debajo de las faldas de una clase media que nunca lo volverá a ser, y que son unos recién llegados en su mayoría al archipiélago de la lucha social de esta nuestra compartida Península Ibérica, que estos, digo, me vengan dando lecciones”

              (¡y encima van dando lecciones! ¿quién se han creído que son?)

              “tenéis demasiados individuos con el Complejo de Adán en vuestras filas”

              (estos muchachitos se creen que han inventado el mundo)

              “un grupo de cuatro o cinco veinteañeros”

              (cómo no, ¡veinteañeros!)

              “No obstante, no deberíamos prestar tanta atención a según qué niñat@s; en unos pocos años estarán quemados y de vuelta de todo”

              (esto quizá le suene)

              Y claro, pues yo voy y llego a mi conclusión particular: qué importa que estos muchachos estén insultando o no, o que lo hagan en una convocatoria sindical o un mitin del PP. ¡Si lo que les molesta es que sean jóvenes! ¿O no?

          • @DabitxoPiston dice:

            @Red: Si este asunto de los jovenicidas sigue abierto me gustaría responderle, así que si anda por ahí manifiéstese en las próximas 72 horas, más que nada para no echar comentarios al vacío

      • Yayeyiyoyu dice:

        @Red: Pues si lo que ha entendido de todo lo que he dicho es que el cabreo de los que estábamos allí era por no poder entender el discurso de los del micrófono, creo que ya he hablado con usted suficiente. No voy a seguir dándole vueltas porque usted va a entender lo que quiere entender.

        • Red dice:

          @Yayeyiyoyu: ¿Y qué quiere que entienda?

          “Si alguien fuese a una asamblea del 15-M y se pusiera a gritar cualquier cosa sin tener la palabra e insistentemente, ¿cómo lo calificaría? ¿Cómo reaccionaría?”

          Pues si tal cosa pasara, alguien no me estaría dejando oír lo que se dice. Y eso me molestaría. Pero si usted no tenía ese problema, ¿a qué viene la comparación?

          • Don Ricardo dice:

            @Red: Don Red, ¿no cree que está queriendo llevar el asunto a donde le conviene? El asunto no es que sean jóvenes o no. De hecho, en mi bronca con el activista este catalan en Twitter, hubo un momento en que pensé que se trataba de un cuarentón como yo, porque como es un mentiroso y un tipo sin principios, por muy activista que fuera, me dio a entender que él también estuvo en los líos de la insumisión.

            El problema es la actitud de quitarle valor a todo lo que ocurriera antes de que ellos se comprometieran, la soberbia, la mala educación, la prepotencia el ir dando lecciones… incluso, si fueran de verdad cuarentones, sería mucho peor que si fueran veinteañeros, ya que en ese caso, serían responsables, como nosotros de todo esto.

            Y en cuanto al contenido concreto, pues mire, ya sabe usted que pienso como usted y como ellos en muchas cosas: la constitucion fue una engañiza, los partidos actuales no valen (me he ido de todos), los sindicatos están necesariamente al servicio del sistema… creo que hay que cambiarlo todo, pero no hace falta ser maleducado con quienes llevan años comprometidos.

            • Red dice:

              @Don Ricardo: Bueno, en realidad sería más exacto, en tal caso, decir que estoy llevando el asunto a donde me da la real gana, porque lo que es convenir, ni chicha ni limoná. Lo que quiero decir es que yo no tengo que defenderme pues no estaba entre la cuadrilla que le acosó por twitter, ni tampoco era uno de los mozalbetes maleducados de la mani sindical… y en cuanto a la edad, pues tampoco tengo claro en qué bando estoy, hay días que me siento joven y otros días (como hoy) ni viejo ni anciano, que sería poco… antiguo, me siento antiguo (será cosa del cansancio).

              De todas formas, si se fija en el recopilatorio de comentarios jovenicidas (o juventicidas, que de ambas formas puede y debe decirse) que puse más arriba, ahí no sale nada de su artículo: en realidad sé que usted no iba por ahí, yo respondía más a otros contertulios que sí creo que iban por ahí.

              Dicho esto, la juventud a veces tiene esas cosas que usted dice. Tiene que ver con aquello de matar al padre, que decía Freud. Que es algo completamente normal y hasta sano, por lo visto, siempre que lo de “matar” sea algo simbólico.

  18. Julián dice:

    Solo una anotación, será de friqui por aquello de que uno ha estudiado Historia: aquí cada listo que encuentra un mínimo parecido en lo que no le gusta con la FE-JONS, el Primo de Rivera hijo (o padre, aunque lo mentan menos) y hasta Ledesma, saca del armario la acusación de fascista. En fin, el fascismo tuvo unas cuantas cosas en común con otros movimientos de su época, que no solo no eran fascistas sino que en algunos casos eran antifascistas y muchos de sus seguidores murieron frente al fascismo y como antifascistas.

    P.D. Ledesma no venía del anarquismo, sino que tenía ciertas simpatías por el anarquismo, que no es lo mismo. Otro día hablamos de tránsfugas de la izquierda al fascismo, que en España no hubo muchos (pero sí hubo, Sotomayor, Mateo, Montero Díaz, Salvador Merino…) pero en Italia (a partir de Mussolini o Farinacci) o Francia a saco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.