Como una ola…

Posted · 34 Comments

HokusaiLaOlaLa mayor fuerza política de la izquierda española no es Izquierda Unida, aunque ahora con las encuestas, algunos anden crecidos. La mayor fuerza política de la izquierda española es la que componen, o componemos, todos aquellos que, o bien no van a votar -que es lo que ocurrirá mayoritariamente-, o bien vamos a hacerlo avergonzados -si nos inclinamos por la IU de Ángel Pérez, Reneses o Moral Santín, que también es la de Tania Sánchez, Alberto Garzón y Jorge García Castaño, pero mandan los otros-, de manera absolutamente testimonial -si apoyamos a Izquierda Anticapitalista-, o sin demasiada seguridad en dónde ponemos nuestro voto realmente, si decidimos apoyar a Equo, entre cuyos amigos está gente tan poco recomendable como Daniel Cohn Bendit.

Pero que no lo dude nadie: la inmensa mayoría de la izquierda española no va a votar. Y no va a hacerlo porque sabe de antemano que, aceptando las reglas del juego constitucional, electoral y parlamentario, como en realidad hacen los partidos en cuanto tienen un minimo peso institucional,, y por lo tanto algo que perder si deciden apostar, no va a poder cambiarse nada. Hacen falta salidas radicales, cambios profundos, ruptura institucional y medidas de fuerza que están necesariamente fuera de los límites que marcan la Constitución y a Unión Europea, para dar inicio desde las propias instituciones a un proceso político que se lleve por delante la democracia canovista restaurada para poner en marcha un proceso constituyente que siga, acoja y dé cobijo al que se trata de poner en marcha en la calle. Y eso no está, de momento, en ninguna agenda política. Porque reiniciar la democracia no es hacer webs, colocar en el TT hastags estupendos o hacer impecables discursos parlamentarios, sino destruir la que hay para construir una nueva, diferente, abierta, actual y real. Y para ello, lo que hace falta es que la ciudadanía y los partidos políticos, las asociaciones, las entidades ciudadanas se despierten y pongan en marcha procesos desde abajo que no sean simples reuniones de notables que son en raalidad foros en los que subrepticiamente, los partidos se ajustan las cuentas entre ellos, y pelean por ver quién le pone al otro la cara colorada en nombre de la unidad, de la limpieza, de la pureza ideológica o de la responsabilidad.

No hace falta ningún proceso de unidad de la izquierda en el que aparezcan jóvenes nuevas promesas de IU que, desobedeciendo a sus mayores, saluden amistosamente la presencia de miembros de Equo, los cuales, en justa remuneración política les reconozcan que son diferentes, sí, pero que a ver cuando rompen con Moral, o con Reneses, y todo ello bajo la atenta mirada satisfecha de los doctos militantes anticapitalistas que andan por allí, como quien no quiere la cosa, para retirarse después a leer a Trotsky o quizás alguna edición iluminadora del «Qué hacer» de Lenin no manipulada por los editores estalinistas. Todo eso -que caricaturizo un poco- es muy divertido, nos encanta a quienes hemos militado décadas en alguno de esos partidos, e incluso hemos fundado alguno de ellos. Pero a la gente normal, que es el 95 por ciento de la izquierda, esas querellas les aburren, no las entienden y, sobre todo les parecen una pérdida de tiempo y de energías. Porque mientras tanto, pierden el trabajo, les imponen nuevas condiciones laborales miserables, les quitan la casa o les cierran el colegio…

La gente de izquierda, que es la que sufre esta democracia, y no la que teoriza sobre identidades, en mi opinión quiere un partido que sea útil para parar los desahucios, las reformas laborales encadenadas, un partido que pueda conjurar el peligro de la desaparición de las pensiones o que plantee soluciones al paro que no sean matar de hambre a los parados, un partido que garantice los servicios públicos, que defienda el patrimonio común, que ataje la corrupción…; la gente de izquierdas, lo que quiere, en mi opinion, es un nuevo tipo de organizacion politica en la que las decisiones se tomen de manera realmente democratica, con participacion permanente desde la base, y en el que la corrupción sea imposible. Un partido político que comprenda qu el programa descrito más arriba es inviable en el actual marco constitucional, electoral y legal que, de hecho, finalmente ha sido incapaz de garantizar lo poco que teníamos conseguido.

¿Cómo se pone en marcha este proceso y qué debemos y podemos esperar de los partidos políticos? Este proceso debe ser como una ola que pase por encima de los partidos, una ola ciudadana -que es una ola de clase, porque se trata de aquella parte de la ciudadanía que vive de sus salarios, que depende de los servicios públicos y que se empobrece cuando se roba el patrimonio publico- que obligue a los partidos políticos a optar entre sumarse a ella, para reaparecer después como nuevos partidos democráticos en una democracia mejor -y probablemente mejorable, a diferencia de la actual- o desaparecer definitivamente, convertidos en tristes fósiles. Y de los partidos políticos sólo podemos esperar, y sólo debemos pedirles, una cosa: generosidad. Generosidad para comprender que ese proceso no lo van a dirigir ellos; generosidad para entender que ya no hay vanguardias; generosidad para darse cuenta de que son sólo una parte del movimiento, y, finalmente, compromiso con el resultado, llegando incluso a retirar sus candidaturas para apoyar las que surjan de un proceso abierto que desemboque finalmente en unas elecciones primarias abiertas -a las que puedan concurrir candidaturas presentadas por personas y organizaciones, incluidos los partidos- para designar candidaturas ciudadanas unitarias que trasladen al Congreso el mandato de iniciar un proceso constituyente.

Unas candidaturas ciudadanas unitarias que representen a toda la izquierda, incluyendo a esa que es su principal fuerza política: la de los ciudadanos y ciudadanas que no votan porque no tienen a quién.

34 Responses to "Como una ola…"
  1. Marcus Welvy dice:

    Muy bonito, pero creo que pide demasiado.

    De los políticos, porqué sus objetivos actuales no tienen nada que ver con lo que pide. La política española es cainita y al rival se le debe someter, al arribista destrozarlo para que no pueda subir.

    De los medios, que deberían potenciar la llamada, pero que estan más sujetos a los poderes facticos que a su, en teoría, «primer deber» de informar libre y verazmente.

    De los individuos, de esa clase mediana a la que usted llama a las armas, que no estan por la labor, los unos porque ya tienen bastante guerra con aguantar lo que les queda de su paraguas, y los otros, porque son alérgicos al cambio, aunque este sea para mejor, o al menos para algo diferente.

    Uno de los «grandes éxitos» de la transición y la democracia española es la desmobilización de la gente, creando así generaciones enteras de mediocres individualistas aboregados que sólo se preocupan por lo suyo. Hasta que esta gente no esté a las últimas, que ya vea inminente que no va a poder conservar lo poco que le queda, haga lo que haga, no se van a mobilizar. Mientras, puedan disfrutar de sus pijadas (actividades y aparatos innecesarios, pero agradables) y/o del futbol, aquí no va a cambiar nada. Unos pocos se manifestarán, muchos miraran desde su sofá, indignados (o no), pero sin hacer nada.

    • Manuel dice:

      @Marcus Welvy:

      Este comentario de este señor de la Ola, es mas una masturbación intelectual que una verdadera proposición, lo que dice podría ser digno de un Queipo de Llanos que entraba en Sevilla gritando Viva la República, o de un tal Primo de Rivera, que ya se sabe era muy «POR EL PUEBLO»… A mi me suena Manipu-soñador… de esos que dan lecciones pero empiezan por no definirse y quedan en la oscuridad…Una Ola de ciudadanos, unidos y activos… Como «el tal levantamiento», también estaban unidos y activos…Una era nueva…y eso… A MI, ESO DE CIUDADANOS EN UNA OLA QUE PASE POR ENCIMA DE LOS PARTIDOS, COMO QUE ME DA ASCO!!!! No quiero de una Ola que no sabe de donde viene ni a donde va! Izquierda? Primo de Rivera se definia como de izquierdas!!!
      Estos iluminados que pretenden saber lo que es una Revolución y nos explican que debe nacer «una ola de ciudadanos…» Quieres una Revolución? haz que IU gane, o vaya ganando siendo mas fuerte y la tendras!!! veras otra vez a los carros fascistas en las calles…SEGURO! y entonces te buscaremos en las barricadas, porque los que leemos libros de Historia, sabemos que luego, cuando hay que dar el pecho, estos iluminados desaparecen… Mucho tendras contra IU, pero ellos, tienen a muchos fusilados en nuestra Historia, muchos encarcelados y torturadas, tu cuantos puedes presentar para apoyar tu «OLA»? Pues yo no sigo a esta clase de gente que no tiene bases suficientes para cambiar nada! La Historia esta vacía de los que predicen el cambio desde la individualidad tonta y analfabeta, en vez de la masa politizada y organizada. Porque el PCE y sus amigos por el mundo consiguieron mucho mas que todas las ONGS juntas que están de moda pero que nunca cambian nada ni dan escuela para todos ni derechos universales para nadie!!!!Quien te dio escuela? vacaciones? derechos? Puedes no estar siempre de acuerdo con IU, pero no escupas en el hecho que son los únicos que piden subidas salariales y mas ayudas sociales!!! no se puede decir que son iguales que los del PSOE porque ellos no se enriquecen y luchan por el Pueblo! por un caso de corrupción en IU hay 100 casos o mas en el PSOE(no hablo del PP…paque…?) esos que hablan de Ola sin definir su orientación ideologica no valen mas que los del PSOE, ya conozco muchos, chaqueteros y el Cohnbendit ese, es un buen ejemplo, se le parece mucho…

  2. Carles Marc dice:

    Ricardo:

    Completamente de acuerdo contigo.

    Marcus, también.

    Ricardo. Anda, no seas perezoso y aunque te cueste prodigarte últimamente, contéstale a Marcus cómo vamos a superar esas dificultades, porqué está dando en el clavo.

    No me creo que no se pueda superar. Lo difícil es saber cuando y como..

  3. Zenón dice:

    Pues miren por donde, sin ser «de izquierdas» y por muy diferentes motivos de los que expone Don Ricardo y sin estar de acuerdo tampoco con Don Marcus… Tampoco pienso votar

    Son cada vez más las personas de mi entorno, de derechas, izquierdas o medio pensionistas, que están por esta No-Labor…

    No crean que no me da una pizca de temor la posibilidad de una gran cantidad de No-Votos… Pero.. ¿Quien dijo miedo?

    Uno de los motivos, casi el principal por el que opino como opino, es el que estos partidos; o mejor… Estos POLÍTICOS, no creo representen el sentir de los ciudadanos de España. No por no ser de derechas o de izquierdas, que de todo hay en la viña del señor, si no por ser unos IMPRESENTABLES que sólo se preocupan de SUS INTERESES.

    ¡Lo qué sea, sonará!

    Espero no nos atruene.

  4. LLOP NOBLE dice:

    El actual sistema de partidos, está caduco y extinto. No podemos confiar en un modelo trasnochado y que derivó de la lucha de clases. Izquierda o derecha, dejan de tener un significado propio, para convertirse (cada vez más), en algo amorfo, carente de mensaje y ajeno a la realidad. Pienso, que de los actuales movimientos sociales, pueden derivar (y ya sería hora que lo hicieran), nuevas ideas, nuevas opciones de futuro, para aportar y encauzar un nuevo modelo económico basado en el bien común. Esa debería ser la apuesta, por ahí deben de ir los esfuerzos. Hay que construir un mundo que derribe barreras, no que genere de nuevas o mantenga las existentes, esa opción ya la conocemos y nos conduce al derrumbe, al suicidio colectivo humano.

  5. Humo dice:

    Pues, nada: sigamos tan radicales, tan puros, tan teóricos, y dejemos que nos siga gobernando la derecha hasta que nos chupe la poca sangre que nos queda en las venas.
    La pedagogía de la abstención se adorna de muy buenas palabras, pero no llega a ningún sitio. Yo prefiero que gobierne una izquierda imperfecta, y pringarme votándola. No soy un ángel, y por eso mismo no le exijo a nadie certificado de santidad izquierdista… Me vale con ir dando pasos pisando suelo. Si eso quiere decir que soy reformisa, pues, bueno, ¿y qué?

    • @Humo: Debe ser que no me explico bien. Yo no soy abstencionista, aunque alguna tentación he tenido. YO VOY A VOTAR, aunque aún no tengo claro a quién, como usted, me voy a manchar las manos. Sin embargo, si mira usted los resultados electorales -y si habla con la gente- verá que hay un importantísimo sector de la izquierda que no vota. Lo que pido es que los partidos se planteen en serio qué ocurre y por qué, y corrijan, para poder recoger ese voto.

  6. Red dice:

    Suena difícil lo que usted propone, don Ricardo, pero yo lo veo aún más difícil. Los que no votan porque se sienten traicionados por los partidos de siempre saben lo que no quieren, pero no lo que quieren. Eso de que buena parte de la izquierda no vota es muy relativo. No hace falta mucho para que una persona pase de la izquierda a la derecha en un santiamén, luego vuelva a la izquierda y de nuevo a la derecha, cuando los discursos políticos no tienen una mínima solidez. La sociedad española no es un ente separado de sus políticos. ¿Dónde queremos ir, dónde vamos? No sé si será una élite (intelectual o política) o la gente de la calle quien conteste a estas preguntas. Por ahora no veo probable ni lo uno ni lo otro. Yo soy de los que creen que los conceptos de izquierda y derecha, de clases sociales e incluso de lucha de clases siguen siendo útiles potencialmente, pero ahora mismo no sirven de nada.

  7. Nacho dice:

    Querido moscovita irredento..
    Te queda alguna duda de que el PSOE se va a presentar a las elecciones y que obtendrá entre el 20 y 25 % de los votos?
    Crees que IU no se va a presentar para lograr los mejores resultados de su historia- 15 o 20 % de los votos?
    Piensas que ERC, Amaiur y nacionalistas gallegos van a renunciar a presentarse?
    Alea jacta est
    PD. Aun quedan por contabilizar en la izquierda un posible 5% achacable a escisiones nacionalistas en Valencia ( Compromis), Baleares(PSM)y Canarias, mas los que pueda obtener EQUO, Izquierda Anticapitalista, Pacma y demás formaciones minoritarias

  8. miguel senabre garcia dice:

    pues….yo tampoco votare, y mi no voto por estar descontento se lo doy a nuestro presidente Rajoy y no pasa nada. Es el mayor cumulo de…no lo se dire tonterias que he leido en mucho tiempo he incluso hay tufillo fascista y perdon por si se ofende alguien no es mi intencion,es verdad no voteis a nadie y luego hareis politica de bar que es lo que mola en este maravilloso pais donde cuatro semianalfabetos como yo estamos luchando con nuestro esfuerzo poco sin duda,vuestro no voto sera sin duda para nuestro gran presidente gran politico adalid de la lucha de clase…dominante claro que os tiene comida la moral y no teneis ningun pudor en lanzarlo por estos lares de verdad siento verguenza agena un saludo.

  9. Pedro Fresco dice:

    Hola,

    A mi me pasa como a usted, Don, que acabo votando con poca convicción cuando lo hago. Creo que he votado a 4 partidos o coaliciones diferentes, y tengo 31 años.

    A mi lo de la «unidad de la izquierda» me cansó hace ya bastante. No para de salir gente pidiendo frentes populares de todas clases y miren, pues yo paso. Unirse ¿para qué? ¿Para repartirse los cargos? ¿Para exprimir el sistema electoral? Muy bien, pero exprimir el sistema electoral y acabar creando un engendro inmanejable de egos, de «iluminados» y de imposibilidad de ponerse de acuerdo a mi no me sirve.
    Mi opinión extendida aquí: http://larepublicaheterodoxa.blogspot.com.es/2011/11/la-unidad-de-la-izquierda-no-gracias.html

    Ahora, muy distinto es lo de la ola ciudadana que propone usted. Yo estoy mucho más de acuerdo con su posición pero me asalta una duda ¿qué harán los partidos?
    Los partidos políticos no están acostumbrados a que su función sea seguir una ola social de cambio. Están acostumbrados a ser vanguardia, a una estructura vertical donde ellos deciden lo que toca y los ciudadanos les apoyan o no. Esto de lanzarse alegremente a sumergirse en una ola de cambio no va con ellos, a veces creo que puede ser algo que ponga en duda su propia existencia.
    Me ha hecho gracia lo que usted comenta porque el otro día estaba discutiendo por twitter con varios miembros del nacionalista Bloc valenciano, que forma parte de Compromís. Mucha gente del Bloc está intentando boicotear unas primarias abiertas (en las que voten los simpatizantes también) para elegir el candidato, porque saben que si se hacen así ganará Mónica Oltra, que es del partido eco-socialista iniciativa y no del Bloc. Esto se une a la campaña de acoso que tiene la gente del Bloc contra EQUO, porque EQUO está coaligado a los otros partidos de Compromís y ellos quieren quitárselo de enmedio por no ser nacionalista y por las tonterías estas del «sucursalismo» que dicen los nacionalistas a veces.
    Uno de los afiliados al Bloc me llegó a decir que no pueden haber unas primarias abiertas porque podría votar cualquiera y eso llevaría, por extensión, a que todos los partidos fuesen iguales. Esto es una soberana gilipollez pero se ve claramente como existe en los partidos ese concepto de vanguardia política que liga difícilmente con las reclamaciones populares. Me atrevería a decir que los partidos creados hace más de 4 o 5 años tienen todos alergia a las bases y al poder ciudadano.

    Por cierto, ¿qué opina usted de Compromís? No sé si ha leído los artículos de Morera y Oltra últimamente sobre la cooperativa política y el movimiento horizontal. Son muy interesantes, por mucho que haya bastante necio metido dentro del Bloc nacionalista valencià.

    Y en este me surge una pregunta. Asumiendo que la ola de indignación llegará, ¿podrán los partidos adaptarse a ella? ¿O acabará saliendo un movimiento como el 5 estrellas? Cuidado, la pregunta es relevante y creo que es importante, porque si los partidos no se adaptan a las demandas sociales de fondo y de forma, otros movimientos creados de abajo a arriba ocuparán su lugar.
    El desplazamiento del eje derecha-izquierda puede suceder estableciéndose dualidades nueva entre democracia directa vs democracia representativa, movimientos verticales vs movimientos horizontales y demandas populares vs ideología. Que esto sea conveniente o no es un debate muy largo, pero sí que creo que intentar taponar este proceso de forma total es un error garrafal.

    Saludos,

  10. Zenón dice:

    No; si la cosa está bastante bien pensada.

    » …La mayor fuerza política de la izquierda española es la que componen, o componemos, todos aquellos que, o bien no van a votar -que es lo que ocurrirá mayoritariamente-, o bien vamos a hacerlo avergonzados..»

    En realidad la mayoría de los que por aquí pasan van a votar. Pero, dejando claro aquello de, en misa y repicando.

    Si gano gano, si no. También.

    El No-Voto del Zenon y similares… P’ al coleto

    Si la abstención obtuviese un resultado significativo, como aventura Don Ricardo,verán el poco tiempo que se tarda en apuntarse el tanto, no ya el Don, si no, esa «izquierda» que visto y leído lo visto y leído… No es abstencionista.

    De momento «Hidden due to low comment rating»

  11. Juvenal dice:

    Verá, Don, yo creo que subestima vd. el tamaño de la izquierda, por un lado. Por otro, la capacidad de hacer asimilar discursos de demolición en una época en la que mucha parte de la izquierda que vd. dice tiene reivindicaciones burguesas, como el piso en propiedad (que no es un derecho: sí lo es la vivienda digna), un coche, etc.
    Creo firmemente en que la revolución que viene es ambiental. Tardaremos más o menos en darnos cuenta, tardaremos más o menos en asimilar la limpieza a la regeneración y profundización democrática, tardaremos más o menos an dar el poder a las clases en lucha para que echen a tanto gorrino. Pero eso no lo va a hacer nada que se llame «izquierda» aunque lo sea. Ya lo verá.
    La situación no es la del siglo XIX ni la del XX. La revolución vendrá con otras herramientas y con otros sujetos históricos. Y no vendrá por la vía de la demolición, sino de la catástrofe. La climática, la energética y la del agua. Y esa no va a ser de izquierda ni de derecha Va a ser la de siempre: la de abajo contra arriba.
    Mientras tanto, algunos (incluido vd. porque me consta) tratamos de trabajar con honestidad y donde creemos que está el futuro de todos (menos de ellos). Lamento que juzgue, se lo dije, a Equo por sus amigos y no por lo que hace. Porque le aseguro que para lo que viene, Equo (y similares) será vanguardia.
    Un abrazo.

    Juvenal

    • @Juvenal: A ver un par de cositas:

      1.- No he dudado de la honestidad de nadie, salvo de los tres dirigentes de IU nombrados para mal en el post. De la honestidad de Cohn Bendit tampoco dudo, y me parece un tipo admirable por su trayectoria, lo que pasa es que le considero de derechas.

      2.- Tengo claro que en EQUO no hay cabida para otra cosa que para la honestidad politica y personal. Lo que ocurre es que le voy a contar una cosa: el otro dia estuve con una destacada dirigente de EQUO y amiga mía, porque yo tengo amigos en todas partes, y a mi pregunta de «¿se puede ser verde y de derechas?» Me respondió que sí, y añadió que conocía unos cuantos. A mí eso me aclaró muchas dudas. La principal es que la puertas de EQUO están definitivamente cerradas para mí, porque no quepo en un partido cuya identidad permite la presencia de personas de derechas (además de por mi peso y tamaño, que se incrementas de manera constante). Mi familia es de derechas, y algunas de las mejores personas que he conocido eran de derechas, pero en política, la derecha representa intereses contrarios a los que yo considero que se deben proteger.

      De la respuesta que a mi pregunta dio esa persona que le digo, y a partir de lo que usted me dice en su amable comentario, se deduce además que esa revolución ambiental que viene podría ser de derechas, es decir, podría plantear conservar el capitalismo, siempre que fuera respetuoso con el medio ambiente (en lugar de demolerlo de manera ordenada como decía don Juantxo en la entrevista de La Marea). No quiero esa revolución, como no querría una revolución socialista dirigida por una izquierda ortodoxa que planteara la autarquía energetica a partir de la energía nuclear.

      Estamos en el siglo XXI, no en el XX, ni en el XIX, pero, al igual que eso no ha provocado cambio alguno en las leyes de la física, no ha provocado tampoco cambio alguno en las leyes que rigen el funcionamiento de la sociedad, que como usted sabe se resumen en el materialismo historico. El problema de nuestra sociedad, y de todas, el origen de los problemas políticos, económicos y sociales es el modo de producción, y la forma en que se distribuyen los medios de producción y la riqueza generada por su uso.

      El modo de producción actual es el capitalismo -un capitalismo diferente al del siglo XIX, e incluso al del XX, pero capitalismo a fin de cuentas- y hoy sabemos cosas que intuíamos en el XX e ignorábamos en el XIX, como que el capitalismo explota no sólo a las personas, sino también al planeta. Por eso, los socialistas tenemos que incorporar a nuestro acervo de ideas algunas cosas que ha planteado la ecología política. Eso es indudable, pero ni el planeta, ni el ser humano se van a salvar con un capitalismo verde,. La única solución, la única salvación es el socialismo.

      No me pregunte qué es el socialismo, porque no lo tengo claro. No me diga que la URSS explotó el medio ambiente como el capitalista más depravado, porque el diré dos cosas: tiene razón, pero aquello era socialismo sólo a medias. Aquellos socialistas sabían tanto sobre el mal que le estaban haciendo al planeta como los capitalistas que hoy se han convertido en verdes.

      3.- Me da igual que lo que acabe con la injusticia y la explotación se llame o no izquierda. Lo que considero es que hay que acabar con la injusticia y con la explotación.

      4.- Admiro a EQUO porque ha demostrado que ciertas cosas que parecían una quimera antes de su aparición son en realidad cuestión de voluntad política, y me refiero en concreto a su forma de organización radicalmente democrática y a su vocación de transparencia. Ojalá otras formaciones de la izquierda -y usted perdone que insista con el término- tuviesen esa misma determinación organizativa. Lamentablemente, para mí no es suficiente.

      5.- Le planteo la pregunta que subyace tras el post que amablemente comenta, de otra forma y sin mentar a la izquierda: ¿Cree usted que los partidos políticos que coinciden en estar en contra de la agenda neoliberal que la Internacional Capitalista quiere imponer a determinados países de la Unión Europea tienen alguna responsabilidad en que los votantes que están contra esa misma agenda, en su mayor parte, se queden en su casa y no voten en las elecciones?

      Quede con Dios y ansío una hamburguesa (si es que no se ha hecho vegano-leninista aún).

      • Juvenal dice:

        @Ricardo Royo-Villanova: Hombre, Don, entre lo que no he dicho y lo que imagina que le voy a decir, contesta vd. a cosas que ni me planteo.
        Creo que su amiga considera de derecha a gente que no lo es, sólo que quizá no es de la misma izquierda que ella tiene en la cabeza.
        Tampoco he defendido un capitalismo verde. Este modo de producción está tan acabado como el petróleo sobre el que se fundó y se sustenta. Lo que creo es que la revolución vendrá de otra manera y con otros sujetos históricos.
        Creo que el resto es para discutirlo delante de una hamburguesa, como dice. De vegetariano, nada de nada.

        Eso sí, una cosa más: nunca (pero fíjese: ¡¡¡nunca!!!) he puesto a la URSS Stalinista como ejemplo de socialismo. Ni lo haré. Sé que lo fue a medias, sé que fracasó y por qué fracasó, y se, sin embargo que necesitamos esa utopía, tenga los mecanismos históricos que tenga. No me confunda en eso, Don, que eso sí me ofende.

        Un abrazo de los enormes.

        Juvenal

      • JM Colmenero dice:

        @Ricardo Royo-Villanova:

        Hola!

        ¿Se puede ser verde y de derechas? Sí por supuesto, aunque según lo que se entienda por derecha.

        ¿Se puede ser de EQUO y de derechas? No. Sin duda, no. Es que EQUO no es solo un partido verde. En sus estatutos están bien definidos sus tres patas: Ecología Política, Equidad Social, Radicalidad Democrática.

        Una discusión, teórica y seguramente aburrida, es si es que la equidad y la democracia no están incluidas en la Ecología Política. Para los verdes de derechas no, para EQUO, por si acaso lo deja bien claro diferenciándolo.

        Un saludo, José Miguel Colmenero

  12. J_mg dice:

    Ahhhhggggg !!! Cómo me encanta la unidad de la izquierda !!!. Eso sí, desde mi partidín. Éramos pocos y parió la abuela. Y todavía quedan por salir algún dry o 15m/s/o/p/q. Y los verdes…Hay tanto matiz de verdes… Casi como de rojos. En cuanto pierden poder en IU, partido que te crió. ¿Por qué cojones no le pasa eso al PSoe? Que por cierto es donde pararán muchos de la actual cúpula de Equo. Eso sí, para defender lo que siempre han defendido. Como Rosita la cordobesa.

    • Juvenal dice:

      @J_mg: Un servidor jamás ha estado en IU, rechazó prudentemente (cuando todo el mundo se apuntaba, ojo) estar en el PSOE, no me gustan más cúpulas que las de Bernini y no reparto carnés de autenticidad. Tengo derecho a elegir estar donde estoy y todos los que me rodean, también.
      Saludos.

  13. Amaranto dice:

    Somos tan puros, tan puros, tan puros que no nos queremos contaminar ni siquiera votando a IU, que son, como cualquiera sabe, unos revisionistas impresentables. De EQUO ya ni hablamos. Así nos va. De tan puros y transparentes como queremos ser, ni se nos ve. Líbrenos dios-con perdón- de los perfectos. La izquierda de este país no aprende de la historia. Una desgracia como otra cualquiera. Eso sí: sabemos hacer muy bien el gesto ese de aplaudir sin hacer ruido. En fin.

  14. nines dice:

    Soy de izquierdas, y pienso que se tiene que unir, ni mas ni menos porque la derechona la de toda la vida con sus extremos esta unida…..creo en una izquierda mas bien ecologica pero tambien anticapitalista. y nada mas ni nada menos seguire votando aunque no me guste mucho las izquierdas que pululan, pero creo en las personas eso si, y en que muchos son honrados por eso seguire siendo de izquierdas.

  15. Manowar dice:

    Creo que vosotros no tenéis hambre de veras. Venezuela ¿sinifica algo para vosotros, astencionistas, olas, asambleas, IU´s, desuniones unidas…?

  16. Antonio Alarcón dice:

    NO MONTEMOS NUEVOS ÁRBOLES… SINO HAGAMOS UN BOSQUE

  17. Santiago dice:

    Amigo Ricardo:

    Si vas a votar con vergüenza a IU, mejor no les votes, nadie te obliga.
    Sí, hay gente de izquierdas que no vota; es lo que pasa con ciertos izquierdistas exquisitos, que están esperando a que otros les convenzan antes de que ellos hagan nada.
    Recuerdo el día de las elecciones autonómicas y locales de 2011; mientas la gente del 15M hacía juegos de manos en la Puerta del Sol, la derecha fascista se hacía con el poder regional y local. Con todo lo que estamos viviendo, ¿todavía se puede decir eso de «PSOE, PP, la misma mierda es»?
    Ahora pagamos las consecuencias

  18. miloren dice:

    Buena iniciativa la que se promueve en CAT, sincera y a por lo que tienen que ir. El poder institucional está podrido, acceder a él sólo tiene sentido si se hace para transformarlo completamente en otra cosa. ¿Vamos a quedarnos sin un proceso constituyente los demás, y a formar gobierno? nuestro grupo dice NO
    http://wiki.tomalaplaza.net/wiki/index.php?title=Calendario_electoral_2013-2015

    • miloren dice:

      @miloren: y enhorabuena, Don Ricardo, tenemos nuestras diferencias de estrategia, pero me alegro ver que no son tantas, el bloque electoral por el proceso constituyente es la vía, la única honesta para las generales, formar gobierno en el actual ordenamiento la misma mierda es.

  19. UN PASO MÁS HACIA LA NUEVA SOCIEDAD

    Llevamos unas semanas que no paramos, de asamblea en asamblea, viendo a personas que luchan cada día por sobrevivir y por cambiar la dirección de desamparo a la que estamos abocados, hasta hace poco, cada vez que comentábamos que tenemos que entrar en la política para renovarla desde dentro, muchos nos cerraban sus puertas y se escudaban en el cambio total que proponían, “por la transformación de un proceso constituyente inminente”, no querían ni oír hablar de presentarse a las elecciones.
    Es evidente que algo ha cambiado, hoy contamos con personas que se están movilizando para cambiar la política desde dentro, y no sólo, como pueden pensar algunos, dividir el voto, si no concentrarlo para crear una alternativa real y volver a ilusionar a los ciudadanos.
    La actual democracia, está encorsetada y sobreprotegida por las injustas leyes de valoración de votos, y sólo ha conseguido desanimar al electorado haciéndonos pensar que sería imposible cambiar el bipartidismo. Cuando por la modificación de esas Leyes lograremos por fin una verdadera democracia participativa.
    Estamos tan obsesionados en pensar que no hay solución o que lo único que podemos hacer es convertir nuestro voto en una herramienta “útil” para favorecer o perjudicar a un determinado partido en detrimento de otras opciones, que no somos conscientes de que esta falsa democracia tiene un talón de Aquiles a la vista de todos, precisamente nuestro voto es el talón de Aquiles de esta democracia, nos hemos dejado engañar por los medios de comunicación (desinformación), haciéndonos creer que no existe otra posibilidad que lo establecido y no es real , tenemos otras opciones.
    Junt@s Podemos, es el punto de encuentro del desamparo de los ciudadanos, queremos crearlo desde abajo y horizontalmente, hemos de crear unos puntos clave de unión entre los colectivos, mareas, asociaciones, movimientos, agrupaciones, afiliados a partidos políticos desencantados por la falta de democracia en los mismos, y el pueblo en general, el punto donde apoyarnos para crear esa fuerza política en la que todos los indignados, todos los que no estamos conformes podamos poner nuestro voto para crear ese futuro que nuestra sociedad se merece.
    No sólo crearemos diez puntos en común, si no que haremos que los demás partidos políticos que se presenten a las elecciones tengan que incluir nuestras ideas en sus programas porque si no acabarán desapareciendo, porque el pueblo les exige transparencia y participación.
    La nueva sociedad está aquí, en las calles, en las plazas, en nuestras casas, en nuestros pueblos y ciudades, podemos unirnos o dejar que el desencanto se apodere de nosotros, somos como Fuenteovejuna todos a una y juntos podremos cambiar esta falsa democracia construyendo entre todos una verdaderamente participativa
    Junt@s Podemos.

  20. zenon dice:

    ¡¡¡Sukoi es un FACHA de mierda!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.