moscuscopio300He retrasado un poco el post de Año Nuevo porque necesitaba confirmar algunas informaciones, entre otras razones que no vienen al caso. En primer lugar, por lo tanto, feliz año a las y los enfermos de la demoscopia electoral y a los freaks de las bolas de cristal en general.

Parece que es cierto: el PSOE ya tiene su encuesta electoral sobre las Elecciones Europeas de mayo, y andan preocupados. En primer lugar, porque parece que los resultados no hay quien los lea. Entre indecisos, gente que no declara su voto y abstencionistas, encajar los datos no es cocina, es Top Chef en Cuarto Milenio. Hablan de tendencias clave, que vienen a ser: el PP se desgasta por su ala femenina joven. Lo que no es mucho desgaste, teniendo en cuenta que su base electoral, el 31% sigue incólume y votará sí o sí, de modo que al PP no le afectará ni la abstención.

La segunda clave es que no hay modo de adjudicar 27 escaños a IU. Y menos con el casi seguro escaño de Equo (atentos a los movimientos del PSOE para acercarse a los verdes en el futuro cercano). La tercera, que la sangría de voto hacia UPyD es real, pero no da para anemia, y la caudillesa también muerde al PP. Razón por la cual, dicho sea de paso, el PP no se acuerda de que ETA ha dejado las armas. Sobre el propio PSOE: siguen en el pozo del 20-23%, saben que mucho va a depender del cartel electoral. Es posible que la propia estratega, Valenciano, sea la elegida. Mujer, valiosa e incómoda, su sitio puede ser Bruselas (o Estrasburgo). Lo de Catalunya es peor: las encuestas polarizan españolistas contra catalanistas, lo que deja al PSOE, una vez más, fuera de juego. Ahí sí que ICV se siente poderosa, quizá con razón.

En virtud de esos datos, IU parece muy confiada, pero hay una tendencia cierta: se estanca. Su curva de crecimiento se mantiene sin cambios desde hace meses en todas las encuestas. Pero supongo que no habrá prisa por forzar la máquina ahora que en Madrid se están disparando en el pie, como es costumbre de la izquierda española tradicional. Además, adivinen de qué partido es militante el principal asesor de datos electorales que tiene un muy relevante líder de IU… Sorpresa, sorpresa.

Mientras tanto, se sigue hablando del fin del bipartidismo. Lo que las encuestas predicen es, en realidad, que el monopartidismo sigue y seguirá agarrado al 31% de los que salen de misa con la papeleta del PP y el 21% del suelo de quienes siguen votando al PSOE creyendo que votan izquierda. Esa es una verdad que las encuestas repiten sin parar y que sigue siendo el pecado de quienes quieren transformar el mapa político de este sucio, triste y arruinado país nuestro. Y ese dato sí es fiable.

Por cierto: piensen en una participación del 35% y teman por una victoria amplia de la derecha. Otra vez. Ustedes verán.

Feliz e interesante año tendrán ustedes. O al menos ese es mi deseo.

 

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →