1530333_10202683547986850_573500493_n

Pudiera parecer que los agentes de policía que salen en esta fotografía están buscando delincuentes, en plena redada. Sin embargo, la fotografía no está tomada en una redada contra la delincuencia, sino en una manifestación de apoyo a Gamonal. En esta fotografía, en muchos vídeos que llevamos ya unos años viendo, los agentes están identificando a gente que participa en protestas políticas; es decir, están haciendo listas negras de disidentes para el Partido Popular, ya que es el partido que les manda hacer tal cosa, y sobre todo dado que, desde que Mariano Rajoy ocupa la Moncloa, ocurre una cosa que no ocurría antes: se identifica a todas y cada una de las personas de las manifestaciones que las autoridades consideran ilícitas. No a los cabecillas, ni se busca a los convocantes, sino que se identifica a absolutamente todos los que participan, y a veces, con exceso de celo, a gente que se limitaba a pasar por ahí. ¿Qué sentido tiene pedir el DNI y tomar nota cuidadosamente de todos los datos a todas y cada una de las personas que participan en las concentraciones, si no es elaborar listas, lo más completas posible de las personas que suelen acudir a ellas? Tanto celo en la recogida de datos  no se explica sólo para sancionar con multas a los rebeldes.

La impresentable delegada del Gobierno en Madrid,  Cristina Cifuentes, incluso, reconoció en su día la existencia de los embriones de dichas listas. Lo incomprensible es que entre los agentes y los mandos de la UIP -funcionarios todos ellos al servicio del estado y no del Partido Popular- no haya un solo profesional capaz de darse cuenta de que se están convirtiendo en los que hacen el trabajo sucio al Partido Popular, que son su mano de obra gratuita en la elaboración de listas negras de disidentes, y que entre sus obligaciones no está la de identificar a los opositores al régimen que participan en las manifestaciones.

 

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →