¿Qué tiene el deporte que iguala a gente habitualmente normal, e incluso inteligente, con auténticos cafres?

Pensando en libertad

12/03/2006

Lean este nuevo blog, que promete. Se lo digo yo que, salvo cuando miento, no miento nunca. El muchacho es librepensador, pero ya sabrán disculparle. En Moscú, lo hemos hecho.

4 comentarios

  1. Qué decir. Siempre el mismo cuento. Las mismas manías: Que si los pisos son caros porque hay especulación (este sería de los que decía, antes del euro, que los pisos subían por el dinero negro, con lo cual, este tío no es economista), que si eso lo arrgelo yo poniendo no sé qué impuesto sobre los pisos vacíos (pues te mueres de hambre, hombre, si dejan de construir pisos y chalecitos), que si el agua no para el golf (este no tiene handicap, seguro) con lo cual no se entera de que la pasta que dejan esos campos es mucha más de lo que valen y que por eso se construyen en el mundo entero, que si Aznar malo, malo, que si la guerra de Irak no es la suya (hombre no, es de los marcianos) con lo cual no se entera de que todo es un «paquete». Pero lo mejor, lo de la democracia. Que solo vote no sé quien después de un examen tipo tráfico o algo así dice. No me joda. Bueno pensándolo bien, a lo mejor así, teníamos PP para la eternidad.

    Un rollo, Royo.

  2. Tomo el guante y proclamo:

    El militante y yo hemos decidido que no tiene usted razón.

    Asi que, que conste en acta y atengase a las consecuencias.

    Si no esta usted de acuerdo, tiene derecho a patalear y poco más.

    Y no se hable más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.